sábado, 5 de marzo de 2011

Los Instantes Perdidos

¿Qué persona de tu pasado te gustaría que volviera a tu vida?....esa tonta pregunta todavía le rondaba por la cabeza mientras esperaba el último metro que la llevaría a casa tras otra anodina jornada laboral...lo cual le llevo a otro pensamiento,puesto que la respuesta a esa pregunta le surgió en la mente al segundo dos de haberlese formulado dicha pregunta...en realidad fueron dos pensamientos....¿por qué parece que hay personas que no estan destinadas a encontrarse nunca?...¿por qué se dejó perder el instante en el que parecía que todo explotaría?...entonces,mientras el metro comenzaba a entrar en el anden recordó como le conoció...aquella tarde noche en Barcelona,durante sus vacaciones,mientras hacia la compra para llenar la nevera del apartamento,y mientras se preguntaba,¿por qué tenian que poner la cosas tan altas?,al tiempo que se empinaba para alcanzar la caja de los cereales,que de momento tan solo rozaba con los dedos,no fue consciente de que alguien que cambiaba de pasillo en ese momento la habia visto,y tras dudarlo un segundo en mitad de dos pasillos sin dejar de observarla,había decidido echarle una mano,y fue justamente en el momento que aquel hombre llegaba a su altura,que ella agarro la caja de un salto,y al volver a poner los pies en el suelo,perdió levemente el equilibrio y le atizó en toda la cara con la caja de cereales.
-¡¡¡¡¡Ay lo siento!!!!...-exclamó dirigiendose al hombre que se quejaba con las manos masajeandose la nariz-¡no te habia visto!...¿te echo daño?-preguntó inquieta por la reacción que pudiera tener aquel hombre.

-Un poquito nada mas-respondió él sonriendo,mirandose las manos como esperando que hubiera sangre en ellas.

-Lo siento...-volvió a disculparse ella.

-Tranquila...yo solo quería ayudarte a coger la caja...
-
¿En serio?...no te habia visto...

-No pasa nada-dijo él dando por zanjada la conversación.volviendo a coger su cesta de la compra y su lista que habia dejado caer al suelo al echarse las manos a la cara.Y sin decir una palabra más,se perdió por el pasillo al que dirigía sus pasos antes de divisarla.Ella recordó como sintió una punzada de un sentimiento que podría llamarse decepción al verle marchar,¿que había pensado?,¿que sucedería como en las peliculas?,¿la invitaria a un café o algo por el estilo?...primer instante sin explosión....

Pero el primero siempre está para que haya un segundo...llovía a cántaros cuando salió del supermercado,sin pensarlo se refugió bajo el primer balcón que encontró y al girar la cabeza,mientras se sacudía el agua del pelo,se encontró de nuevo con sus ojos,y al instante siguiente con su sonrisa.

-Vaya...al final voy a tener que presentarme...

-No lo hagas si no quieres-se tomó ella a mal el comentario haciendole enarcar las cejas.

-¿Vives muy lejos?.

-No...cerca....

-Te lo digo porque van a venir a buscarme,por si quieres que te acerque a algún sitio...

-No gracias,es solo agua-le cortó a mitad de frase,echandose a andar bajo la lluvia.

-Oye...¿por qué te has enfadado?-escuchó que decía él a su espalda sin hacerle caso,y en ese instante,escuchó también que alguien la llamaba desde un coche,que reconoció al llegar a su altura.

-¿Dónde vas con la que esta cayendo?-la preguntó el conductor.

-Al apartamento,¿a donde voy a ir?...

-Anda sube...que voy a recoger a alguien...

-¿No será a ese,no?-dijo ella haciendo un gesto hacia el desconocido bajo el balcón tras subirse al coche.

-Pues si,¿no sabes quien es?-ella negó.-es el hermano de Betty.

-¡No fastidies!-exclamó llegando a la altura de susodicho hermano,que al abrir la portezuela del coche y divisarla dentro esbozó una....asombrosa sonrisa.

-¿No me digas que nos conocemos todos?-preguntó sarcastico,haciendo reir al conductor y cabreandola un poquito más a ella,que se revolvió en su asiento mientras él la miraba curioso.

Nunca comprendió porque al principio él siempre la producía esa sensación.Pensó cerrando finalmente su libro,puesto que era incapaz de concentrarse,y mirando a la gente que se encontraba a su alrededor en aquel vagón mientras intentaba buscar la respuesta en su interior.Las primeras veces en las que le habia visto conseguía irritarla,asquearla,y siempre supo por qué,sería uno más de esos hombres por los que perdería la cabeza para nada,no podía evitar sentirse atraida por él,y no podía evitar tampoco saber que él no sería tampoco para ella,con lo que ella no contó es con que él si sintiera atracción por ella,al menos eso es lo que creía leer en cada una de sus miradas,aunque también hay que decir que su GPS en este tipo de señales siempre había sido defectuoso....Y de repente....¿no le pasa a nadie que a veces cuando piensas en alguien divisas a alguna persona que se parece y por un momento piensas?...no...no es él...pensó al ver levantarse al tipo mientras los latidos de su corazón volvian a ser pausados...moreno de pelo revuelto,pensó mirando aún al tipo antes de que se bajara,barba desigual.mirada vivaz y penetrante y esa sonrisa...esa sonrisa que la desarmaba....y entonces mientras aquel tipo con el que le habia confundido que realmente no tenía nada que ver con él abandonaba el vagón le llegó como un susurro que invadió su mente ,su voz...y el recuerdo de su voz hizo que un calor recorriera su cuerpo por entero y esa evocación la condujo a rememorar un instante igual,en el que un calor abrasador recorrió todo su cuerpo antes de echarse a temblar cuando sus miradas se juntaron a excasos centímetros el uno del otro durante unos segundos que parecieron eternos.

Y es lo malo que tienen las discotecas,aparte de la poca iluminación,el alto volumen de la música,que te lleva a acercarte tanto a la oreja de tu interlocutor que acabas sintiendo su aliento contra tu piel,y si ese intelocutor que te habla aunque sea a gritos al oido te gusta,a ti te suenan como los susurros mas eroticos del mundo,porque con esos gritos en tu oido,llega su aliento en tu oreja,en tu piel,caliente,que despierta a tu yo dormido que te hace hervir,porque de repente tiene su mano en tu brazo y esta tan cerca de ti para hablarte al oido como nunca lo ha estado,y quiza es porque ha sentido tu piel erizarse bajo su mano y es imposible que sientas frio en aquella discoteca tan abarrotada de gente en pleno verano,que de repente se ha vuelto a mirarte a excasos centimetros de tu rostro y lo que vé en tu mirada,es quizá lo que le lleva a aproximar su boca lentamente a la tuya,tan lentamente,que cuando ya sientes su respiración en tu rostro,se aparta bruscamente de ti,pero no por voluntad propia,uno de vuestros amigos ha tirado de su brazo para llevarselo a otra parte de la discoteca donde acaban de llegar unas turistas de miedo,y ves como se aleja de ti sin apartar tu mirada de tu persona,y tu sin apartar la tuya de él.

Y aquel instante se perdió también,como ella sigue perdida en sus pensamientos caminado por los pasillos del metro,deseosa de salir de esos pasillos de una vez y respirar el aire fresco de la noche,la perspectiva inminente de llegar a casa,quitarse las botas y tirarse en el sofá con una copa de vino en sus manos,hace que sin darse cuenta avivé su paso.

Nunca se repitió algo parecido a aquel momento durante el resto del verano,tras el cual no volvería a verle,volvería a su Madrid y él a su Tenerife,y de eso hacian ya dos o quiza puede que tres años.

Los instantes restantes en los que se vieron,ella ya no volvió a sentirse irritable en su presencia y en la mirada de él habia algo distinto,más suave,más tierno,menos sarcastico y salvaje,quiza un poco más apasionado.

Pero quizá si hubo algo....pellizcos robados a las bienvenidas y a las despedidas que ya no fueron como antes...la intensidad de un beso en la mejilla,acompañado del calor de su mano en tu hombro y una mirada significativa que solo ambos podian entender..pero el destino no quiso que hubiera ningún momento para ellos a solas en los que pudieran poner palabras a aquellas conversaciones de pequeños gestos y miradas que los acaloraban y revivian a ambos ya por igual.

La noche antes de ella volver a su Madrid natal,a lo más que pudieron llegar,en aquella playa,rodeados por sus amigos bailando en la arena al ritmo de aquel concierto de reagge,fue sus manos en su cintura...por entero....suavemente...y un instante de opresión...y sin pensarlo,ella arqueó su espalda contra su pecho y sintió el abultamiento en su pantalón,y como empujó él levemente contra su trasero antes de que incluso ella pudiera volverse...una de esas zorras turistas que les habian perseguido desde el dia de la discoteca,borracha perdida,se enganchó al cuello de él por detrás,apartandole de ella,y haciendo que la cogiera al perder el equilibrió mientras reia estupidamente debido a su embriagador estado.Ella se quedó allí parada observando,mientras él no podía evitar acompañar a aquella zorra en su risa histerica,la miró un instante y perdió la sonrisa,ella tambien estaba embriagada,pero por la pena,por la pesadumbre de saber que aquel habia sido el instante final,volvió a intentar incorporar a la turista y cuando volvió la mirada ella ya no estaba.

No supo por qué,quizá por que las despedidas no eran su fuerte,porque no las soportaba,pensó subiendo por fin las escaleras que daban a la calle y sintiendo el aire fresco por fin,alguien trotó bajando la escalera a su lado,pero ella no lo sintió,tampoco se dió cuenta,que se detuvo mirando hacia atrás un momento,ni se percató de como volvió a subir tras ella a la carrera,ella iba pensando en por qué salió antes hacia el aeropuerto,por qué no se despidió de él y se quedó con aquella ultima triste imagen de la playa.Después se enteró de que él habia ido a recogerla y como casi tiene un accidente con el coche debido a la velocidad a la que corrió a su encuentro antes de que saliera el avión,también se preguntó porque no le cogió el telefono y por que se deshizo de su numero...demasiados por ques...¿y por que?...¿por que tenia que estar pensando en él ahora?...¿por qué no podia olvidarle?...seguro que él ya ni se acordaba de ella...Tan ensimismada iba en sus por qués,que casi dió un brinco cuando alguien la tocó el brazo llamandola...y otro instante al volverse....un instante de desorientación...incredulidad,quiza sorpresa...

-¿No te acuerdas de mi?-la pregunta él sonriendo,y en sus ojos....en sus ojos hay una felicidad que jamás podría disimular,y entonces ella se pregunta mientras intenta reaccionar y recomponerse de una vez por todas,si él podrá escuchar los latidos de su corazón que galopaba a un ritmo en su pecho como si quisiera salirse por su garganta o directamente atravesar su pecho para incrustrarse contra el corazón de él....Y calla...calla porque ha estado a punto de responderle que nunca le ha olvidado...pero que demonios...

-Nunca te he olvidado....-quizá pueda ser una sonrisa más extensa y más hermosa...la de él si.

-Yo tampoco a ti....-y es aqui,es aqui cuando ella deja de respirar y es vagamente consciente de que esta comenzando a llover.-desde que puse los pies en Madrid....no he dejado de pensar en ti...ni de fantasear con un instante parecido a este-continua él,y entonces ella respira,tiene que respirar porque no es cuestión de caerse de bruces y perder mas instantes,ya no,y el cielo parece que se este emocionando con esta película porque cada vez llueve con más intensidad,pero es que realmente ellos ni lo sienten-No supe nada mas de ti....cambiaste de numero..no sabia donde vivias...donde trabajabas....

-¿Qué haces en Madrid?.atinó a preguntar ella...anda que...no habría mejores cosas que decirle...se autocensuró al instante.

-Ahora vivo aqui-contestó él sonriente,y ella volvió a contener la respiración.

-Estaba pensando en ti-le soltó de repente sin saber por qué...él sonrió de nuevo acercandose a ella...y quizá podrian haber comenzado de nuevo con la camaraderia,con el cortejo,quedamos a cenar,a comer,nos vemos aqui,pero y si....ya habia demasiados instantes perdidos y aunque la precipitación podía hacer perder el resto que al menos hubiera un antes completo por el que arrepentirse que un antes vacío,y mientras ella pensaba esto,fue él quien finalmente se acercó a sus labios besandolos,tomandolos de una vez por todas como tantas veces ambos habian fantaseado y ante todo deseado.

No había lluvia...no habia calle...no habia horas,ni minutos,ni segundos....tan solo dos personas besandose en mitad de la acera....dos personas con las que el destino habia estado jugando no dejandoles encontrar el momento de unirse..pero el destino habia sido reprendido y no habia tenido más remedio que capitular ante si mismo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Ecos De Un Pasado Inmortal

-¿Has visto ya a nuestro nuevo vecino?-la preguntó Norah mientras preparaban más canapés en la cocina.

-No,aún no he tenido la ocasión,pero si que he visto su pedazo de coche-Norah rió mirandola de reojo.

-Bueno,pues tu tranquila,que de esta noche no pasa-dijo Norah tomando la bandeja de canapés y encaminando sus pasos hacia el salón.

-¿Le has invitado?-preguntó Brittany algo sorprendida siguiendola con su copa de vino blanco en la mano.

-Por supuesto...-pero antes de que pudiera haber terminado la palabra,Brittany había dejado de prestarle atención,escuchado tan solo los galopantes latidos de su propio corazón al toparse de nuevo con una mirada del pasado-Impacta,¿eh?-continuó Norah como si nada,aunque Brittany la escuchó como si estuviera muy lejos.

Se hallaba inmersa en aquel rostro conocido,colgada de su mirada azulada,ahora pendiente de ella.Una desazón recorrió su cuerpo,adueñandose de su primera sensación mezcla de estupor y pánico.

Estupor,porque a pesar del tiempo transcurrido su aspecto seguía siendo exactamente el mismo.Pánico,por recuperar la sensación de miedo que la llevó a precipitar su huida de su lado.Desazón,porque era como si él estuviera allí exclusivamente por ella.

-Brittany...¿te encuentras bien?...-escuchó decir a Norah como en una ensoñación y le constaba sin embargo,que llevaba repitiendolo un buen rato,pero ella no podía apartar sus ojos de aquella figura delgada pero no por ello fornida,mientras Norah miraba con inquieta curiosidad a uno y otro y no comenzaba a ser la única.-Brittany...-repitió una vez más poniendo suavemente su mano sobre su hombro,pero para Brittany fue como si de una descarga eléctrica se tratara,permitiendole eso si,salir de su aturdimiento,volviendose hacia Norah con un sobresalto.

-¿Estas bien?-repitió esta.

-Sí...si...-contestó Brittany poco convencida-Disculpa un momento...-se precipitó hacia la puerta que daba al jardín aferrada a su copa de vino blanco,que apuró de un trago,apoyada contra la pared,tras lo cual respiró hondo,dejandose caer lentamente en cuclillas al tiempo que sentía el aire fresco en su rostro,y cerrando los ojos un momento,su mente volvió a aquella calurosa noche de verano en la que pasó de los 17 a los 18 casi sin darse cuenta y cometió una imprudencia tan atroz en una carretera de la América profunda como es hacer autostop.

Recordó los pocos coches que habian pasado,y que tan solo uno habia parado y lo dejó ir por poco convincente y la incertidumbre que se apoderó de ella cuando subió a su coche por pensar que quizá lo que ella consideraba normal,fuese lo más insólito del mundo.

En un principio le resultó alguien sencillo,de unos treinta y no muchos años,con unos preciosos ojos azules,labios finos de expresión dura pero delicada,pelo corto pajizo,quizá algo blancuzco `para su gusto y con un extraño acento que si al menos americano no era,desde luego no de la zona.

Fue muy extraño,porque a pesar de que él fue muy agradable y correcto con ella desde el principio,todo su cuerpo permanecía en constante alerta,transmitiendole,que algo andaba mal.Su confusión alcanzó limites insospechados cuando a ratos se sentía atraida por él y al segundo siguiente esa misma atracción la paralizaba de pánico,un pánico que alcanzó su punto más álgido cuando por un casual sus dedos se rozaron al ir a cambiar la emisora de radio y ella notó la piel de él tan fría como un témpano de hielo bajo la suya caliente en aquel ambiente cálido que se tornó gélido en su interior.Aprovechó en una gasolinera mientras él ponía gasolina al coche,con la excusa de que iba al baño para convencer a un camionero de dudosa reputación para que la llevara,y al final resultó ser un buen hombre,padre de abundante familia que la hizo olvidarse de aquella sensación de pánico como si nunca hubiera existido...hasta ese momento.

-¿De nuevo huyes de mi?-saltó como un resorte dejando caer la copa de vino vacía al suelo y apartandose de él de un salto-¿por qué me tienes tanto miedo?-preguntó tranquilo sacudiendose la solapa de la chaqueta,fue entonces cuando Brittany se dió cuenta de que había debido golpearle sin querer en la mano en la que llevaba la copa de vino tinto haciendo que se le derramara encima.

-No lo sé...dímelo tú-contestó ella con voz temblorosa,él sonrió.

-Te estuve buscando aquella noche...Brittany-continuó acercandose unos pasos a ella,que tembló reculando al escuchar su nombre surgir de sus sensuales labios,él debió de notar algo en sus facciones,porque preguntó-¿te sorprende que aún recuerde tu nombre?-continuó acercandose más a ella,solo que ahora ella no se movió.

-No tanto como que no hayas cambiado nada en estos ultimos casi 15 años-respondió tragando saliva y observandole con atención a excasos centímetros de su rostro.

-¿Recuerdas mi nombre todavía?-susurró cerca de su rostro,sintiendo ella su cáido aliento con aquel ligero aroma frutal de esa cosecha de vino especial que Norah mandaba traer de no recordaba que sitio todos los años.

-Tilman....-respondió presa de nuevo de aquel hechizo de atracción que sin duda procedía de él y que tanto la confundía.Pero fue él mismo quien lo rompió pasando un dedo por su mejilla,frío como el día más congelado de cualquier invierno,que la hizo volver en sí y farfullar una disculpa antes de salir corriendo.

-¿Huyes de nuevo Cenicienta?-ella se volvió ligeramente en su huida.

-No creo que tu seas ningún Príncipe-él sonrió.

-Esta vez no te será tan fácil,recuerda que ahora...somos vecinos-concluyó llevandose la copa a la boca y tomando un sorbo de vino.Brittany tomó aire y salió corriendo,pasando como una exhalación junto a Norah que intentó agararla sin éxito.Se precipitó rauda hacia su coche y salió de alli como alma que lleva el diablo.

Su móvil comenzó a sonar entonces,y aunque sabía que no era prudente cogerlo,sabía quien sería,así que,tiró del bolso que estaba en el asiento del copiloto y rebuscó con una mano intentando no apartar la vista de la carretera desierta a aquellas horas y oscura como boca de lobo.Por fin consiguió dar con el dichoso aparato y tras comprobar que era Norah apretó la tecla verde,escuchando al instante una retahíla de palabras de intranquilidad y preocupación provenientes del otro lado del teléfono.

-Norah...tranquilizate...si,pero tranquila...estoy bien...en serio,estoy bien...oye,ahora estoy conduciendo,mañana a primera hora te llamo,¿vale?...si...no te preocupes,te llamo,hasta mañana.-Y fue en el instante en el que sus ojos se pusieron en la tecla roja mientras su dedo la pulsaba,que al volver la vista a la carretera dió un volantazo repentino al aparecer algo en mitad de la carretera,teniendo que girar bruscamente para no chocarse con ello.Jamás supo que fue,tan solo que era enorme y probablemente animal,un enorme lobo o vete tu a saber que....tan solo supo que con aquel giro brusco e inesperado perdió el control del coche,hasta tal punto que de pronto se encontró dando vueltas de campana y cayendo por un terraplen y de repente...nada....silencio...oscuridad...abrió los ojos,e intentó moverse,pero un dolor atroz recorrió cada parte de su cuerpo,extendiendose finalmente por todo él...se dió cuenta de que tenía un brazo inmovilizado y las piernas atrapadas bajo la caja de cambios desprendida....no las sentía y por un momento se preguntó si las tendría rotas..y sin duda algunas costillas,rotas e incrustadas a saber donde porque la costaba tanto respirar...¿cuanto tiempo habría pasado?....¿como conseguiría ayuda?..¿moriría allí?...ni siquiera tenia fuerzas para gritar....sentía como si fuese a perder la conciencia de un momento a otro....no..no podia dejarse vencer....

De improviso un sonido brusco interrumpió el hilo de sus pensamientos...y antes de que pudiera girar totalmente la cabeza hacia el ruido,la puerta del conductor ya no estaba,habia sido arrancada de cuajo...¿los bomberos?....pero no ha oído nada....o no le ha parecido escuchar nada...quizá es que perdió las conciencia sin darse cuenta o....el hilo de sus pensamientos se ve de nuevo interrumpido cuando es su rostro blanquecino el que aparece ante ella y el pánico la atenaza.

-Chissssss..no tengas miedo-la susurra,y sin saber por qué se calma,mientras sus manos inexplicablemente fuertes,demasiado para manipular todo el enredo metalico que la cubre y excesivamente rapidas,tanto que no es capaz de seguirlas,consiguen liberar sus piernas,y su brazo inmóvil,y está tan dolorida,confusa y cansada,que se vence a la ilógica,y de pronto se siente libre,fuera del coche....va y viene...siente y no siente...su conciencia no sabe para donde ir...se siente en volandas,alza ligeramente la cabeza encontrandose con su rostro..la lleva en brazos.pero el ritmo al que dejan atrás los arboles es curiosamente anómalo...nadie puede correr a esa velocidad...si es que acaso esta corriendo....

-¿Me llevas a un hospital?-pregunta estupidamente en un murmullo tan bajo que cree que él no la ha oído,pero sí que lo ha hecho porque la responde.

-No hay tiempo....estas demasiado malherida...y has perdido mucha sangre...no llegarias a tiempo...

-Entonces,¿voy a morir?-sus ojos azules se encuentran con los acusos de Brittany un segundo.

-No si puedo evitarlo-la contesta decidido acelarando si es que es aún posible ir mas rápido,y con esto,la mirada de Brittany se pierde de nuevo en la inconsciencia.

Cuando de nuevo abre los ojos siente que esta sobre algo blando...¿quizá una cama?..pero no es un hospital...está todo oscuro..parece una habitación con un mobiliario anticuado,y de repente en su incursión por la habitación con la mirada,se encuentra con sus ojos de un brillo extraño...¿unos ojos humanos pueden brillar así?.

-¿Quieres vivir?-escucha que pregunta,sentandose en la cama a su lado.

-Sí....-se escucha decir,o solamente ha creído que salía de sus labios.

Y entonces ante su estupefacción,vé como se lleva la muñeca a la boca y se muerde a sí mismo,comenzando a manar la sangre rapidamente,y cuando aparta la muñeca de su boca,vé claramente los incisivos inusualmente largos.

-Bebe....la ofrece poniendole la muñeca en la boca,comenzando a manar la sangre,introduciendose por sus labios cerrados,antes de abrirla en un instante de miedo,duda y confusión,en el que un tropel de ideas,comenzaron a pasarse por su mente,estando muy cansada para analizarlas en ese momento,así pues,abrió la boca y bebió,y el asco dió paso al ansia y se aferró a su muñeca con la mano buena,succionando con gula,casi con violencia,aunque sin saber si el estremecimiento de Tilman era por dolor o placer o una mezcla de ambos.
y siguió
-Vale...-le escuchó que decia sin atender-Basta....-dijo suavemente obligandola a soltar su muñeca con delicadeza y limpiando su boca con un paño que rapidamente quedo ensangrentado-ahora descansa...duerme...-continuó diciendole con aquel tono que tanta calma la producía mientras la tapaba,y ella se dejó caer presa de aquel sopor sin la consecuencia de que el dolor había comenzado a remitir.

Su consciencia la permitió abrir los ojos en lo que parecieron ser horas ,tantas que la habitación permanecía levemente iluminada por los rayos del sol que habian conseguido filtrarse por alguna pequeña rendija de las cortinas,pero su cuerpo pedía más sueño,por lo tanto se giró y siguió durmiendo,sin percatarse con la facilidad con la que su cuerpo había obedecido al movimiento.

Ya había anochecido de nuevo cuando despertó,dejó que sus ojos se acostumbrasen a la luz antes de comenzar un registro visual a su alrededor que terminó de forma brusca al encontrase con su figura sentada en la oscuridad,haciendole de vigía,pero aún cuando sus ojos se estaban haciendo a su figura...se hizo la luz,encontrandoselo a su derecha aún con la mano en el interruptor,ella se incorporó de un salto en la cama.

-¿Aún me tienes miedo?-Preguntó Tilman con una leve sonrisa en los labios acercandose.

-Son tus actos los que me asustan,no son muy humanos....

-Es que no soy humano-contestó sentandose en la cama-dejé de serlo hace muchos años,aunque todavía no los suficientes para conseguir impresionar a un mortal.

-Pues a mi me impresionas,creeme-Tilman esbozó una linda sonrisa en silencio-¿que eres?....

-Tú...¿que crees que soy?...

-¿Un vampiro?...pero...

-¿Los vampiros no existen?...

-No...¿yo?....entonces...-preguntó con inquietud sin atreverse a formular la pregunta,que tampoco fue necesaria.

-No,sigues siendo humana...

-Pero,bebí tu sangre...

-Pero yo no te desangre primero-ella le observó en silencio con desconcierto-...veras...-continuó Tilman con aquel tono sosegado que tanto la tranquilizaba-la sangre vampirica es curativa...pero nadie lo sabe,ni debe saberlo...nos desangrarian vivos solo por ello.

-Eso...si alguien pensase en serio que existen los vampiros....pero...tu sangre no es curativa,¡es un milagro!...si no recuerdo mal tenía varias partes del cuerpo rotas...

-En realidad bastantes...pero nuestra sangre os regenera casi tan rapidamente como a nosotros,además bebiste casi más de medio litro,casi me desangras a mi-sonrió,pero al ver su mirada de preocupación añadió-tranquila...ya me he recuperado....

-Prefiero no saber como....

-Ni yo iba a contartelo....

-Pero,¿no me convierte en vampiro?.

-No,para ello tendría que haberte desangrado primero...tan solo...sentiras tus facultades mas desarrolladas-Brittany frunció el ceño-la vista,el olfato,el gusto,los reflejos,lo tendras todo más agudizado,pero será solo temporal y también....-bajó un segundo la vista-tendrás un pequeño vinculo de sangre conmigo.

-¿Eso que quiere decir?....

-Sentiras mis estados de animo durante un tiempo.

-¿Y tu los mios?-Tilman negó con un gesto-¿por que no has bebido mi sangre?-él asintió-entonces....¡ya estoy bien!-exclamó saltando de la cama y examinandose delante del espejo de cuerpo entero-fijate en eso...ni siquiera un triste morado....¿cuanto he dormido?.

-Mas de un dia entero-respondió Tilman situandose tras ella.

-Vaya,te reflejas en el espejo-comentó mirandole a traves de él.

-Sì hay mucha leyenda urbana en torno a nosotros-pero sus explicaciones se vieron interrumpidas por el ruido de las tripas de Brittany.

-Upssss...creo que tengo un poco de hambre....-se disculpó ella con las manos en su vientre.

-Bajemos,te he preparado algo de comer.dijo él sonriendo.

-¿Un vampiro que cocina?,creí que te daría asco la comida....

-Más leyendas urbanas..por cierto y cambiando de tema,será mejor que atiendas tu móvil cuanto antes,me temo que a estas alturas hasta es probable que Norah haya avisado a la policia.

Y practicamente Norah habia estado a punto de hacerlo,al parecer aún no habian encontrado el coche siniestrado con lo que contaba con mas tiempo para preparar una historia mas o menos convincente a ese respecto,de momento le salió un encuentro con un viejo amante que Norah se tragó con cierto recelo,pero que de momento la contentó al saberla sana y salva.Resopló al colgar y al girarse se encontró a Tilman sentado a la mesa con una sonrisa divertida en el rostro.Con un gesto la indicó la silla frente a él y cuando tomó asiento y contemplo los huevos,el bacon,las salchichas y el pan,tuvo que refrenarse para no dejarse caer como una fiera hambrienta sobre el plato.

-Con que un antiguo amante,¿eh?-preguntó divertido mientras ella engullía ocultando el ansia a duras penas.

-Bueno,más o menos,además,¿hay algo mas intimo que beber tu sangre?-comentó distraidamente con la boca llena,mientras él la servía zumo de naranja como si de un desayuno en lugar de cena se tratara.

-Sí...lo hay-dijo mirandola intensamente y ella enrojeció al momento,consiguiendo que por un segundo dejara de engullir y contuviera la respiración al tiempo que mantenía su mirada,y entonces supo que aquello de que sentiría sus emociones era mucho más que cierto,porque fue como si de repente le hubiera nacido un apéndice viril entre las piernas,de tanto que sentia su excitación y se encontró de pronto con que su propia excitación había sido despertada palpitando entre sus piernas y comprendió confusa que él la sentía...sus labios se habian entreabierto en una mueca de deseo y sus colmillos se habian desplegado,Brittany se puso rígida un segundo.

-Es por la excitación que se despliegan-explicó Tilman.tengo que contarte una cosa...lamí tus heridas en lugar de lavarlas...

-¿Cómo?-frunció el ceño desconcertada.

-Lamí la sangre de tus heridas...

-Entonces...sí que probaste mi sangre-Tilman asintió-..Percibes mis sensaciones....

-Siento tu excitación...

-Y yo la tuya....-en un instante demasiado rápido incluso para sus nuevas y temporales percepciones vampiricas,Tilman saltó por encima de la mesa,sin derribar absolutamente nada y la alzó de la silla tomandola entre sus brazos,estrechandola contra su cuerpo,tomando su boca en un beso apretado.

-¿Me haras daño?....

-El único daño que te haré será tu insuficiencia para soportar el placer que pueda darte-Brittany le observó con una ceja levantada,su expresión le hizo sonreir-aprendí a contenerme hace años,no,no te haré daño.

-¿Me morderas?-Tilman la miró serio un segundo.

-Me temo que sí,en eso no podre contenerme.

-¿Me convertira?-Tilman sonrió de nuevo negando-¿me dolerá?....

-Entre tanto placer no te daras ni cuenta....

Entonces fue Brittany quien tomó su boca con ansia.De pronto sintió que volaba y al instante siguiente descansaba sobre la cama.

-Espero que no lo hagas todo a la misma velocidad,sino,no me voy a enterar-Tilman soltó una carcajada y a partir de entonces todo fue más lento,más pausado.Las manos expertas deslizando las ropas prestadas por su cuerpo dejando su piel al desnudo.Al príncipio la resultaba extraño el tacto frío de sus manos contra su piel ardiente,pero por el contrario su lengua era cálida,suave,y la hizo olvidarse de todo mientras recorría cada milímetro de su piel,encontrando sus rincones,ávida sobre sus pezones,ansiosa sobre su monticulo henchido,como henchido estaba su propio miembro mientras lo acariciaba con su mano al tiempo que su boca ocupaba el resto de su cuerpo perfecto,absolutamente perfecto,cómo lo fue el sentir su boca alrededor de su músculo erecto,produciendole ansiedad por estar en su interior.
Y cuando así fue y ambos sentian que el placer final era inminente,sus colmillos se clavaron en la carne de su cuello y bebió,ávido de deseo,mientras una corriente de placer sacudía sus cuerpos,y Brittany confundía y mezclaba placer y dolor y antetodo sentía como si fuera a morirse partiendose en dos de tanta intensidad.

Pero no fué así,aun quedaba mucha noche cuando ella reposaba satisfecha sobre su duro pecho,acariciando su abdomen al tiempo que Tilman acariciaba su espalda.

-Aquella noche...¿me hubieras matado?-le preguntó Brittany en la misma posición.

-Si te hubiera encontrado tras esconderte probablemente-ambos rieron-No lo sé...en aquel entonces las cosas eran distintas....

-¿Cuantos años tienes?...

-¿Vampiricos?,no muchos la verdad,me convirtieron en los años 40....

-¿De dónde eres?-dijo incoporandose levemente,ayudandose por los almohadones.Tilman alzó un brazo con encima de su cabeza,al tiempo que fruncía el ceño y la miraba de reojo dubitativo.Ella sintió esa duda y añadió-Lo digo por tu acento,no eres americano....

-Soy alemán...berlinés-a las facultades desarrolladas de Tilman no se le escaparon el leve fruncimiendo de sus cejas y el segundo en el que habia contenido la respiración,ni tan siquiera ella se habia percatado de la rauda idea que había cruzado su mente sin darle tiempo a situarla,entonces otra cosa llamó su atención y fue Tilman el que hubiera contenido la respiración al seguir su mirada,si hubiera respirado.

-¿Cómo te hiciste esa cicatriz?-dijo pasando el dedo por una pequeña cicatriz que Tilman tenía casi a la altura de la axila.Y si él ya de por sí no hubiera sido rígido,quiza se hubiera dado cuenta de su tirantez.Mientras que a él por un momento se le pasó por la mente mentirle,y ya cuando tenia la mentira en la punta de la lengua,de repente salió la verdad cuando debió de haber callado.

-Me la hice yo mismo....-la mirada de Brittany lo conminaba a continuar-En realidad....son los restos de un tatuaje...

-¿Tan pequeño?....¿que era?....

-Mi grupo sanguíneo...me lo quemé con un cigarrillo....

-¿Por qué llevabas tu grupo sanguíneo tatuado y por que te lo quemaste?-ahora la rigidez provenía de ella.

-Porque los aliados me hubieran ahorcado de habermelo encontrado....todos los miembros de ....las SS llevaban su grupo sanguíneo tatuado para en caso de necesitar una transfusión de sangre que fuera rápido y...auntenticamente...aria.-cuando concluyó y se atrevió a mirarla,los ojos y la expresión de terror con los que Brittany le miraban le dolió más,parecía como si el hecho de haber sido nazi le resultara más monstruoso que el hecho de ser un vampiro,y en el fondo asi era.

-¿Pertenecias a las SS?-preguntó en un hilillo de voz mezcla de estupor y asco,Tilman permaneció en silencio,pero su mirada hablaba por si sola,entonces toda la rabia de Brittany se agolpó en su cabeza y explotó-¡¡¡Eres un jodido nazi de mierda!!!!-saltó ella de la cama, dejandole un poco estupefacto por el repentino ataque de rabia,por lo que tardó un segundo en reaccionar mientras ella se vestía de nuevo cons sus ropas prestadas.

-No te precipites...-dijo Tilman con calma.

-¿Que no me precipite?...¡¡¡eres un asesino!!!...¡¡¡mataste gente inocente!!!!-le gritó terminandose de abrochar las zapatillas y encaminandose hacia la puerta,pero no la dió tiempo a llegar,Tilman la cerró de golpe empujandola sin violencia contra la puerta y girandola,acorralandola entre esta y su esbelta desnudez con los colmillos desplegados.

-Cálmate...te he dicho que no te precipites..y ante todo no me provoques,nunca olvides lo que soy.

-Por supuesto que no,un jodido vampiro nazi...además creí que sabias contenerte-tras observarla un segundo,la soltó....

-Déjame explicarte mi historia...-la imploró dulcemente.

-¿Qué demonios hay que explicar?...fuiste un asesino sin escrúpulos-le increpó.

-¡No puedes juzgarme solo por el hecho de ser alemán!...

-¡Tu mismo has dicho que perteneciste a las SS!...

-¡Ni tampoco por todos los hombres que formaron parte de las SS!...además no me quedó más remedio..¡jamás pertenecí al partido!...¡y que estuviera en las SS no implica que estuviera a favor de lo que pasó!....

-¿Y por qué no trataste de impedirlo en lugar de involucrarte?-Tilman soltó una carcajada antes de responder.

-Porque si me hubiera negado me habrían fusilado o habría acabado en un campo de concentración...era o estabas con Hitler o estabas con Hitler...era cuestión de mi propia supervivencia,porque al fin y al cabo todo se reducía a lo mismo,¡tratar de salir con vida de ese infierno!.

-¿Podrias vestirte?,tu absoluta y completa desnudez no es la más apropiada para discutir este tema-dijo ella airada y asustada al mismo tiempo porque percibía claramente la ira de Tilman,mientras abandonaba su puesto apoyada contra la puerta cerrada y se sentaba en un sillón cerca de la cama.

Durante un momento,Tilman,se la quedó mirando,sopensando si sería correcto debido a la situación permitir asomar a sus labios una leve sonrisa concerniente a su comentario,pero llegando a la conclusión de que no era conveniente en absoluto,se vestió soltando un suspiro.

-Veras...no hay palabras para explicar lo que sucedió,fue algo horrible,un infierno de caos,muerte y destrucción terriblemente absurdo-comenzó sentado en el sillón que habia frente a ella.

-¿¡Absurdo?!...-saltó Brittany de nuevo.

-¡Sí absurdo!...-gritó Tilman de una manera tan gutural que la encogió en su asiento.Tras un segundo,respiró hondo calmandose y continuó-Porque todos aquellos judios.no dejaban de ser alemanes,¡eran alemanes!,y habia pocos alemanes que no tuvieran descendencia judia,¡yo mismo la tengo!,¡Heydrich la tenía!...hasta dicen que Hitler la tenía-aquello pareció interesarla creciendose en el asiento y eso le calmó y continuó más tranquilo-yo era judio por parte de abuela,era lo que llamaban un mischling,un híbrido,me hubieran despojado de todo lo que me pertenecía hasta de mi propia nacionalidad,por eso hice lo que el resto de alemanes con descendencia judia hizo,pagar...pagar por falsificar mi pasado y convertirme en lo que ellos querían,un aleman puro,completamente ario,acto para el régimen-escupió estas ultimas palabras con desprecio.Tras unos segundos en los que ella permaneció en silencio,continuó.

-No me quedó más remedio que formar parte de las SS,era Komissar de policía,a las ordenes del mismisino Reinhard Heydrich cuando nos saltó todo en la cara.El cuerpo de policía y cualquier cosa que se le pareciera fueron los primeros en incorporarse a filas y tuve suerte de que me mandaran al frente,no me importaba morir ahi,o mataba o me mataban,pero jamás hubiera soportado los asesinatos en masa o estar al frente de un campo de concentración...en realidad no quiero ni pensarlo...-cerró los ojos con fuerza-...no quiero ni pensar que lo más probable es que hubiera hecho cualquier cosa con tal de salir vivo de aquello..pero...conseguí evitarlo....Lo que sucedió con los judios fue horrible,absolutamente injustificado,¡yo tenia grandes amigos judios!,¡incluso oculté a uno de ellos antes de que me llamaran a filas!...y al final para nada...el pobre Erik...murió congelado en mi sotano una noche de temperaturas extremas-su mirada estaba perdida en el suelo,seguramente que como su mente.De repente la alzó y la miró-Todo el mundo parece olvidarse que también hubo alemanes no judios que también fueron víctimas...¡NO!...¡calla y escúchame!...nunca....¡jamas estuve a favor de Hitler y sus locuras,pero no estar con él significaba la muerte por muy aleman que fueses!....

-Podrias haberte marchado...-dijo ella bajito....

-¿E ir adonde?...-preguntó él también bajito inclinandose hacia ella,pero no la permitió contestar-¡Toda Europa estaba en guerra y los alemanes eramos monstruos!,te lo vuelvo a repetir,¿que se supone que deberia haber hecho?,¿dejarme matar?..¿te habrias dejado matar tu?-ahi estaba la pregunta incomoda,que por suerte tampoco la dejó contestar-¡Sobreviví a ese horror como pude!...nadie se para a pensar como nos trataron los supuestos aliados...bueno...quizá tengas un ejemplo en la más o menos reciente guerra de Irak....Había alemanes a favor de Hitler que se merecian todo su odio,pero...¿que hay de aquellos a los que pilló en medio?...yo mismo sufrí las consecuencias...caí preso por los rusos antes de finalizar la guerra y acabé en uno de sus campos de concentración...y escuchame..jamás...jamás compararía aquellos campos de concentración con los alemanes para los judios que eran fábricas de muerte,pero las condiciones de aquel campo sovietico tambien eran brutales e inhumanas...allí...aprendí ruso y allí...me convirtieron en vampiro.

-¿En un campo de concentración?-preguntó exceptica.

-Sí....un comandante ruso ni mas ni menos Feodor Faiziev....sanguinario,cruel,brutal...y vampiro..jamás supe por qué lo hizo..y no me molesté en hacerlo,me escapé de allí en cuanto pude y por suerte nunca más supe de él....Nunca....nunca más vuelvas a juzgarme...¡No tienes ni idea de lo que fue aquel horror!.

Tras unos minutos de silencio en los que se observaron mutuamente....Britanny se levantó y Tilman que la presintió la acogió entre sus brazos tomando su boca con ímpetu,y al poco tiempo volvieron a yacer desnudos entre las sabanas descubriendo sus cuerpos con ciega pasión y deseo,y de nuevo Tilman desplegó sus colmillos pero para clavarlos en esta ocasión en cierta vena de su entrepierna.

Cuando despertó,Tilman no estaba a su lado,como iba a estarlo si era de día.Brittany decidió que ya era hora de volver a casa y por los mensajes y llamadas de Norah a su móvil,supo que habian encontrado su coche y que la esperaba un duro día,pero también sabía que al llegar la noche,ese esfuerzo le sería recompensado con dulzura y pasión.Pensó echando una ultima mirada a la cama deshecha todavía con una sonrisa en los labios antes de cerrar la puerta tras ella.

miércoles, 7 de julio de 2010

Por Una Sola De Tus Pestañas

La desconfianza era la culpable de hacerla mantener siempre en un discreto segundo plano.El miedo al ridículo era el causante de que más que ausente permaneciera casi invisible.Y su increíble talento para las ideas publicitarias fue el resultante de que toda su inaudible existencia se fuera al traste y sus ojos asombrosamente aturquesados se clavasen en ella como los clavos se hundieron en las muñecas de Cristo aprisionandolo en la cruz,con una mirada mezcla de asombro y admiración mientras ella quedaba practicamente sin aliento contemplandolo.

Sencillamente él era esa clase de hombre que una mujer anodina observaría como un húmedo sueño erótico de imposible realidad.Y como tal mujer anodina que se consideraba,él sencillamente era demasiado hombre para ella,al margen de su insultante belleza física,resaltaba su absorbente encanto y un maravilloso sentido del humor que conseguía que te dolieran tanto las mandíbulas que pareciera que se te iban a romper de un momento a otro.

Y luego estaba su olor....ese aroma masculino que antaño le recordó a otro hombre y que ahora al inhalarlo con absoluto y sosegado deleite no solo le hacía saber que estaba cerca o ya habia llegado,sino que sencillamente iba adherido a su persona.

El mismo día que ella solita se puso en el mismo centro de la diana,sus ojos añiles como ya quedó dicho comenzaron a observarla de otra manera,bueno más bien comenzaron a observarla cosa que no recordaba haber ocurrido antes,al contrario que para ella,ya eran mas que conocidos cada uno de sus movimientos,miradas,sonrisas y demas detalles,el caso es que el acercamiento real vino un día en plena campaña publicitaria de una conocida marca de ropa en la que mas de uno se jugaba su carrera y requeria de toda su concentración y dedicación,tanta que la mañana se pasó más que volando y de repente se encontró aceptando comer con él en el restaurante de la esquina,donde descubrió,no solamente que tenian una especie de feeling,sino que disfrutó de su maravilloso sentido del humor absolutamente dirigido hacia ella y se descubrió hablando por los codos,con una comodidad y confianza que hasta ahora le era desconocida con ningún hombre.
De esa conversación se desprendieron algunas cosas,teorias y gustos,y de uno de ellos se acordó él inmediatamente cuando uno de sus clientes satisfechos le regaló unas entradas para la opera de Madame Butterfly,de inmediato sus pensamientos se fueron a ella observando las entradas en su mano y no tardó en hacerselo saber.

-¿Qué haces el viernes por la noche?.la preguntó sentandose a horcajadas en una silla a su lado,mientras ella tecleaba ya menos ausente por su presencia cercana en su portatil.

-Puessss....no tengo ningún plan concreto..¿por qué?-le preguntó dejando de teclear y volviendose a mirarlo,aunque todavía encontrarse con su mirada azulada mirandola la hacia temblar de pies a cabeza.

-Bueno,me acaban de regalar esto,y he pensado que tu lo apreciarias más que nadie-dijo extendiendola las entradas,mientras ella las cogía lentamente-asi que me gustaría que vinieras conmigo,si te apetece y no tienes ningún plan.

-¿Madame Butterfly?-dijo ella con asombro mientras él esbozaba una de sus seductoras sonrisas-Pero....¡no tengo nada que ponerme para ir a la opera!-él soltó una carcajada-¡Te lo digo en serio!,no tengo nada tan elegante.

-Bueno,las operas no necesariamente tienen que ser como salen en las peliculas,no hace falta que te pongas de tiros largos ni nada de eso,en serio,¿pero,eso es un sí?.

-No,es un por supuesto-contestó arrepintiendose al momento de una respuesta tan ansiosa y preguntandose que clase de cita sería aquella exactamente sin atreverse a expresar sus dudas en voz alta.

-Pasaré a recogerte sobre las siete a tu casa entonces.

Y con una asombrosa puntualidad pasó a recogerla pues en su Range Rover,salió del jeep y se quedó apoyado en él de brazos cruzados esperandola y ella jamas penso que un hombre de sus caracteristicas pudiera quedarse con la boca abierta admirandola cuando apareció,pero lo hizo.Vale de acuerdo,ella se había esmerado en su arreglo,maquillaje,los rizos de su sedoso pelo,y sus sencillos ropajes en gasa,pantalón y top,y simple chal que compró para una boda cubriendole los hombros desnudos.

-Estas sencillamente preciosa-musitó él tras haber recibido los dos besos de cortesia,ella solo fue capaz de responderle con una sonrisa mientras sentía que su corazón escapaba al galope de su pecho y casi se le sale por la garganta cuando él la respondió a la sonrisa.

-Pero preciosa,¿eh?.volvió a reiterar él con más ímpetu ya en el jeep arrancandolo,mientras escapaba una carcajada de la garganta de ella.

Y en algo él no se habia equivocado,no todas las operas eran como en las peliculas,aunque cada rango en la sociedad exigía una vestimenta y como el de ellos tampoco era excesivo,su vestuario estaba bien,iba pensando en esto, mientras salía del jeep y caminaba a su lado intercambiando sonrisas y asombrandose aún de las miradas de admiración de sus ojos azules,siendo brevemente conscientes de algunas cabezas se volvian a mirarlos a su paso.

-Fíjate,todos te miran-le susurró él.

-¡A mí!-exclamó ella con franco asombro-Te miran a ti...estas realmente impresionante-Y lo estaba con aquel traje burdeos de alpaca,con camisa y corbata a juegos del mismo color.
Pero los unicos ojos que se sintió clavarse en ella durante la opera fueron los suyos añiles,desde el mismo momento que se quitó el chal y dejó sus hombros al desnudo,y el comienzo de sus senos bien apretujados en el top.Le pareció incluso que él tomaba aire y dejaba de respirar levemente,aunque era ella la que se quedaba sin respiración cada vez que sentía sin la necesidad de volverse que él tenía sus ojos clavados en ella,en ese canalillo asomando.

Realmente se sentía tan nerviosa por las circunstancias que casi se olvidó del motivo real por el que él había decidido invitarla a aquella opera,la sorprendente admiración que aquella historia siempre la habia causado,no entendía de opera,pero deseaba fervientemente tener la oportunidad de ver aquella,y alli estaba,disfrutandola como nadie cuando fue capaz de desembarazarse de la incomodidad de sus nervios y centrarse en la historia hasta dejar aflorar sus sentimentalismo al limite,y parte de la admiración de los ojos turquesa de su compañero era debido a ese emocionante sentimentalismo que desprendía su piel.

Aunque no habian hablado de cena,era obvio que después de la opera era lo que les esperaba de hecho,él ya había reservado mesa en un restaurante que por ..¿casualidad de la vida?...era el favorito de ella en el que él jamas habia estado.

Y fue durante la cena,cuando esa desconfianza que muchas veces la azoraba decidió cubrirla por entero,su semblante debió de cambiar bastante,porque para él el cambio fue evidente y a él se refirió al instante.

-Disculpa...es solo..que...-se detuvo sin saber fue bien como expresarlo en palabras,mientras él la observaba con el ceño fruncido-Supongo que siempre me pongo a pensar en las cosas cuando no debo en lugar de disfrutar el momento-dijo tomando su copa de vino tinto y tomando un sorbo,dejandola de nuevo y enfrentandose de nuevo a su mirada azulada,aún con el ceño fruncido y con una invitación a continuar en ella pintada-Es solo que...me preguntaba...veras....-dijo con los ojos puestos en su plato vacio.

-Quieres soltarlo de una vez....-dijo él suavemente inclinandose por encima de la mesa,cuando ella alzó su mirada para encontrarse con la suya,él sonreía,y fue imposible no corresponderle porque le transmitió una calma que la hizo soltarlo sin más.

-No estoy acostumbrada a que los hombres que me gustan,me presten atención,suelo ser la que se enamora sola,no suelo gustarle a los hombres como tú,y todavía me estoy preguntando,que hace una mujer como yo con un hombre como tu....-soltó ella de carrerilla.

-Espera...espera un momento-la detuvo él alzando las manos,e inclinandose de nuevo por encima de la mesa,puesto que se había apoyado en el respaldo al comenzar ella su monologo-¿los hombres como yo?,¿las mujeres como tu?....

-Mike....eres mucho hombre para mi....

-¡Oh vamos!...-exclamó él riendo,reclinandose de nuevo contra el respaldo de la silla.

-Te estoy hablando en serio..me considero...me considero una chica del montón,sin nada especial que ofrecer,pero tu resaltas en todos los sentidos-él la observaba negando con la cabeza.

-Brittany tu no eres una chica del montón,todos somos especiales a nuestra manera...el físico no lo es todo...

-No..no..no Mike,por favor,no me salgas ahora con eso de la belleza interior porque eso es una mentira que nos contamos para sentirnos mejor hacia la belleza,la realidad,es que vosotros os fijais en el físico,en nuestras tetas,y en nuestros culos,eso es lo que os llama la atención de nosotras,no me vayas a decir que no...

-Y no voy a negartelo..pero luego conoces a las personas y...

-Si hay oportunidad...dime una cosa..¿te habrías vuelto a mirarme si nos hubieramos cruzado por la calle?-él se la quedó mirando durante un segundo,tornandose sus facciones serias-¿debo traducir tu silencio por un sí?.

-De acuerdo...esta bien...tienes razón...¡jamás me hubiera fijado en ti de cruzarme por la calle!..pero me siento muy afortunado de haberte podido conocer Brittany...-ahora fue ella la que se reclinó en el asiento suspirando-eres una persona increíble,tu manera de volcarte,de darlo todo..eres divertida y simpatica..ingeniosa e inteligente..tienes tantas cosas buenas que seria incapaz de nombrarlas ahora e incluso no habría nombre para muchas de ellas...

-¡Venga ya Mike!-exclamó ella riendo dejando la servilleta en la mesa.

-Brittany tu belleza,es mucho más grande que la de cualquiera,tienes una belleza interior tan impresionante que ya la quisiera más de una en tan solo una de sus pestañas,tu tienes algo que no envejece,que cada dia va a mas y se hace más intenso,yo perderé esta musculatura dentro de diez años,tendré patas de gallo y arrugas alrededor de los ojos,¿y que me quedara?...

-Un encanto abrumador-dijo ella inclinando su copa hacia él a modo de brindis antes de darle un sorbo,él sonrió de nuevo,reclinandose de nuevo en la silla-por cierto,ya tienes arruguitas alrededor de los ojos....

-Mala..-ella rió-y lo sé soy consciente,tengo 40 años,envejezco,no soy ningún niño...

-Mejor...-dijo coqueta,de repente era como si se hubiera crecido frente a la adversidad y se sintiera capaz de cualquier cosa,él se quedó mirandola sopesando la situación.

-¿Sabes cual es tu problema?....

-Digame Doctor...-contestó envalentonada con los brazos cruzados sobre la mesa.

-Tienes un fuerte problema de autoestima...-las facciones de ella cambiaron al dar él de lleno en la diana-no crees en ti misma,y es una pena por dos razones,la primera porque no eres capaz de ver lo maravillosa que eres,cosa que si vemos los demás,y la segunda y peor,que eres la única persona que puede ayudarse,por mucho que te digamos los demás,si no estas dispuesta a creer en ti misma,no hay nada que hacer.

-¿Tomaran los señores postre?-interrumpió la camarera.

-Si,por favor,traigame la tarta de chocolate,la porción más grande que tenga,para endulzarme un poco el momento-contestó ella,él la miró con una media sonrisa tomando aire.


-¿Quieres que te lleve a casa?-la preguntó él tras salir del restaurante caminado por la calle sin rumbo fijo.

-La verdad es que no me apetece ir a casa todavía.

-¿Qué quieres hacer?.

-Disculpen..¿quieren tomar un mojito gratis aqui a la vuelta de la esquina?-les paró un tipo repartiendo invitaciones.Se miraron un segundo,Mike alzó las cejas con una media sonrisa y ella hizo un movimiento afirmativo de cabeza,encogiendose de hombros y sonriendole,asi que la respuesta fue positiva,volviendose finalmente Mike al tipo y aceptando las invitaciones con una amplia sonrisa.

La verdad es que el local estaba bastante concurrido siendo aún temprano,se acercaron a la barra y pidieron sus mojitos.Y cabeceando al ritmo de la musica,daban pequeños sorbitos,encontrandose sus miradas y sus medias sonrisas.

-¿Te has enfadado por lo que te he dicho?-se acercó él a su oído levantando la voz para ser escuchado por encima de la musica.Ella se apartó ligeramente negando con la cabeza.

-No-se acercó a su oído,tragandose de lleno ese olor que tanto la gustaba y sintiendo como emanaba el calor de su cuerpo teniendolo tan cerca-en el fondo tienes razón...-él la miró un segundo,tomando aire con un gesto de fastidio.

-En serio que me da mucha rabia-se acercó a su oído de nuevo-si fueras capaz de ver lo que ven los demás,lo que veo yo...-ella se apartó de él un segundo mirandole azorada,tomando distraidamente su pajita entre sus labios y sorbiendo sin apartar su mirada de él hasta que ya no quedó nada-¿quieres otro?-la preguntó él sonriente,ella asintió aún apabullada dejando el vaso en la barra,¿o seria el ron que comenzaba a hacer efecto?....debía de ser eso..porque con el segundo se relajó,y pasaron a otros temas más banales...y antes de que se dieran cuenta ya estaba riendo a carcajadas con sus ocurrencias...y bailando...de una manera muy friki ambos dos,pero bailando...-¿Otro más?...preguntó él al dejar ella el vaso vacio en la barra.

-No..o me tendras que sacar de aqui en brazos-respondió ella con la lengua ya un poco de trapo.

-No sería ningún problema-contestó él provocador.

-¡Oh Mike!...-exclamó ella dandole en el hombro-Tengo que ir al baño,¿vale?...

-¿Sabes donde esta?....-preguntó él sacando su cartera para pagar.

-Sí abajo..ya habia estado aqui antes..donde la pista de baile..tarea ardúa ya veras...

Y de hecho lo fue,era como luchar contra la corriente caminar entre esa aglomeración de cuerpos sudorosos,contorsionandose al ritmo alocado de la música.Brittany no habia sido consciente de que Mike habia bajado tras ella al baño,y como era logico antes que ella terminó,asi que se llevo un susto de muerte,cuando al salir distraida del baño,alguien la agarró del brazo,tirando de ella hacia sí,cuando se topó y chocó contra Mike esbozó una tonta sonrisa y comenzó a bailar como él mismo estaba haciendo ante ella,hasta que él soltó una carcajada y la hizo un gesto de salir de allí,iniciando él el regreso hacia la planta superior,Brittany se agarró a su chaqueta para no perderle,pero lo hizo igualmente cuando una pareja pasó bruscamente entre ellos,separandolos y haciendola tambalearse,Mike la agarró del brazo justo a tiempo mientras ella no paraba de reirse,y él la acompañó sin remedio tomandola de la mano y tirando de ella suvamente para ponerla delante de él y avanzar asi juntos con sus manos en la cintura de ella como si fuera un coche teledirigido.

Hasta que por fin pudieron salir del local,y respirar el aire puro de la noche de una ciudad contaminada.Ese aire fresco,contaminado o no,hizo espabilarse a Brittany en lo que duró aquel paseo hasta el parking.Ella fue a sacar su cartera del bolso para ayudar,pero fue nuevamente rechazada.

-No,te he dicho que esta noche lo iba a pagar todo yo,soy yo quien te ha invitado.

-Pero Mike,has pagado tu la cena,las copas....

-Cuando me invites tu la próxima vez,lo pagas tu todo-la respondió él lleno de confianza,que perdió en el ascensor,mientras la miraba de reojo y compartian sonrisas.Mientras mantenía un litigio en su interior consigo mismo y mientras se dirigian hacia su jeep,controversia que duró algunos segundos más mientras miraba hacia adelante,sin ver nada,agarrado al volante y con el ceño fruncido,tomó aire mirandola un segundo,percatandose de que ella comenzaba a mirarlo extrañada por su comportamiento.Encendió la radio y justo cuando se disponía a arrancar,tomó la decisión,volviendose hacia ella rudamente y tomandole la boca de una manera burda y torpe,golpeandola sin querer en la nariz,y chocando su propio incisivo contra su labio.

-Mierda lo siento...pretendia que fuese el beso perfecto y ha sido el peor beso de mi vida...-ella le miraba en silencio,sonriendo divertida-¿te he hecho daño?...negó con un movimiento sin dejar de sonreir,aunque él giró la cabeza levemente sabiendo que era una pequeña mentirijilla.Sus miradas se cruzaron de nuevo..y tras un momento...se fueron inclinando despacio el uno hacia el otro.

-Despacio..-susurró ella a escasos milimetros de sus labios-quiero saborearte-él adelantó sus manos apartando su pelo y tomando levemente su mentón,y mientras tomaban sus labios,con lentitud,con dulzura,sin lengua,como a la antigua usanza,en un beso apretado sin brusquedad ninguna y largamente prolongado,ella fue consciente en su subconsciente de la canción que sonaba en la radio y sonrió para sus adentros ante aquella melodía de Jackie DeShannon de los años 60.Al separarse,se quedaron mirando durante unos segundos-Ha sido el beso más bonito que me han dado en toda mi vida-entonces él volvió a tomar su boca,pero esta vez de manera más apasionada,dejando paso a la lengua y comenzando el calor a emanar de sus cuerpos rindiendose a la pasión.

-¿Quieres que vayamos a mi casa?-la preguntó él,¿quizá precipitadamente?...sí,pensó para sí al ver su rostro...precipitado...

-Veras Mike...estoy algo bebida..y sinceramente,si voy a hacer algo contigo quiero ser consciente de cada segundo-él sonrió ampliamente dandole un beso corto pero intenso.

-Lo dejaremos para la próxima vez,sin mojitos-dijo colocandose en su sitio y arrancando para llevarla a su casa tras ponerse el cinturón.

"Ser consciente de cada uno de mis actos"..."¡¡¡¡seré imbécil!!!!".....esa había sido la cantinela de Brittany desde que había abierto los ojos aquella mañana...por un segundo se quedó boca arriba en su cama con el ceño fruncido mirando al techo...y al instante comenzó a golpear la cama con los puños..."¡¡¡¡que idiota!!!!"..."¡¡¡¡no habrá segundas citas!!!"....estaba segura,se lo había repetido una y otra vez aquella mañana....en cuanto a él se le pasará la borrachera,y ante todo el calentón,recuperaría la serenidad y se preguntraría que demonios habría estado haciendo perdiendo el tiempo con aquella estrecha de los cojones,¡¡¡¡mierda!!!!...le tenía donde jamás pensó tenerle...¡¡¡que puñetas pensaba!!!!...ya se le habría pasado la tontería de la borrachera en cuanto hubiese comenzado el baile,aunque hubiese sido un mal polvo,¡¡¡hubiese valido la pena!!!!..¡¡¡idiota!!!....

No paró de recriminarse la situación ni una sola vez desde que salió de la cama hasta que llegó a la oficina,había sido una auténtica estúpida,se repitió por....bueno...ya había olvidado cuentas veces...pensó entrando en su oficina y descolgandose el bolso del hombro,cuando de repente ese acto se quedó congelado como si alguien hubiese pulsado la pausa,también su respiración se había detenido.

Sobre su mesa había un hermoso y precioso ramo de rosas coral,su color anaranjado hacía relucir todo alrededor debido a los rayos de sol que entraban por la ventana.En cuanto consiguió que su corazón latiera de nuevo,se acercó a la mesa y vió la pequeña tarjeta,con manos temblorosas,sin remedio,la tomó y sacó torpemente del sobre,leyendo impaciente."Estas rosas Coral simbolizan el Deseo"....y antes de que pudiera terminar de leer sintió su olor,pero su voz la sorprendió a su espalda antes de poder volverse.

-El deseo que aún siento por ti-tomó aire al sentir el calor de su aliento en su oreja,volviendose rapida y torpemente y topandose con su mirada azulada de bruces-y acompañada de esta rosa roja que simboliza la pasión con la que te deseo-fue entonces cuando se percato de que le ofrecía una rosa que tomó de sus manos,completamente desconcertada,entonces él rompió el encanto ante su reacción-¡Mierda!...lo siento...me parezco a un galán de telenovela...lo de la rosa roja sobraba,¿verdad?...

-Ahhh...no...-comenzó a reaccionar ella-las rosas coral son preciosas..nunca nadie me había regalado rosas tan bonitas...bueno,nunca nadie me había regalado rosas la verdad...

-Pero toda la palabrería cursi sobraba,no me digas que no...

-Bueno,mucho no te pega la verdad...

-Me he pasado un poquito...

-La verdad es que me has sorprendido,más que nada,porque pensé que.....-sus miradas se cruzaron,ella calló.

-¿Qué?...-preguntó él intrigado acercandose a ella.

-Bueno..pensé que pasado el calentón...te arrepentirias de lo de anoche..que pensarias que soy una estrecha...

-Tengo aqui la cara,no en la camisa-la dijo él tomandola de la barbilla obligandola a alzar la mirada-¿y quien demonios te ha dicho que se me ha pasado el calentón?....todavía estoy en erección por tu culpa-la dijo a escasos centímetros de su rostro.

-Eso suena mas creible-contestó intentando no visualizar ciertas partes de su anatomía que aún desconocía-él la premió con una de sus lindas y blancas sonrisas.

-¡¡¡Chicos!!...¡¡reunión con el jefe!!!!---anunció la secretaria bajando el tono al irles visualizando tan cerquita el uno del otro.

Si había erección o no,no fue capaz de apreciarlo,pero si el deseo abrasador que había en la mirada de Mike,casi sentía como su piel se derretia coda vez que la miraba y eso,como no la excitaba sin remedio,fue un día extremedamente caluroso a pesar del aire acondicionado,iba pensando abanicandose con los documentos que llevaba en sus manos mientras se cerraban las puertas del ascensor,que fueron detenidas en el último momento,apareciendo el rostro de Mike tras ellas que se metió en el ascensor por los pelos.

-Marchandote sin mi-ella rió tontamente.

-No tengo que dejar esto es la mesa de Cris antes de irme.

-Oye estaba pensando,no tenemos por qué esperar al fin de semana,veras,estrenaron aquella peli de terror que querias ver.

-¡Oh vale!!!....

-¿Te apetece que vayamos a verla?..

-Sí...

-Quiza después podamos ir a cenar...

-Me parece genial...

-O....quizá te parezca precipitado...pero...podiamos pasar de todos los formalismos e irnos a mi casa ahora mismo.

-Me parece precipitado,pero del todo acertado,la verdad-contestó ella acercandose a él que a su vez se acercaba a ella,ambos sin ser conscientes de sus movimientos

-Te parece bien entonces...

-Perfecto-concluyó ella dejandose atrapar por los besos de él que la tomó en sus brazos en un beso apretado y totalmente apasionado.

Lo que vino después,evidentemente sobra de contar,una carrera acelerada y peligrosa con el coche a traves de las calles,y un recibidor,que nunca habia vivido un recibimiento semejante,puesto que no esperaron más allá de la casa,para comenzar a desnudar y dar rienda suelta al deseo,el pobre espejo del hall casi les premia con unos cuantos años de mala suerte,las repeticiones y los lugares,junto con las pausas también dejan de contar,como lo que pueda haber detras de esta pasión,lo más importante es creer en lo increíble por muy inverosimil que nos parezca,la vida da sorpresas y oportunidades jamas pensadas que hay que saber aprovechar aunque no vengan como nos gustase,al fin y al cabo si el resultado es el mismo,porque no embarcarse.

sábado, 12 de junio de 2010

El Demonio Tiene Los Ojos Azules

Hay amistades de toda la vida que con los años,si no se llegan a perder,si es cierto,que se van demorando los encuentros.Conocía a Nina desde que eran dos enanas colegialas con dos coletas,una vez finalizados los estudios cada una emprendió su camino y aunque si es bien cierto que seguían viviendo en la misma ciudad y no habian perdido el contacto,cada vez habian ido quedando menos,tanto que hasta se perdió la inauguración del pub de Nina.

Aquella primera visita fue casi obligada,llevaba tiempo apeteciendola salir de copas,pero por un motivo u otro siempre acababan dandole planton ,sinceramente la idea de ir a un bar a tomar una copa ella sola le resultaba ciertamente deprimente y el hecho de tener una amiga con un pub le dada la oportunidad de ir a tomar una copa con asiduidad sin que nadie pensara que estaba buscando algo,de esa manera tenia una excusa para ir tantas veces quisiera,aunque se ocultara tras la idea un trasfondo que su mente dejaba a su subconsciente dar forma.

En ocasiones,hay espaldas que te llaman la atención,olores..pero aquella primera vez que pasó por su lado solo tuvo ojos y sentidos para la increíble sonrisa que se extendió en el rostro de Nina nada más verla,sonrisa que la contagió,era como si con solo verse todos los recuerdos de su infancia y adolescencia se juntaran y comenzaran a desfilar en un baile descontrolado por sus mentes.Nina salió a su encuentro y se fundieron en un abrazo entre risas y grititos,y en medio de aquella danza de júbilo,miró hacia un lado,sin ver,pero viendo y giró de nuevo hacia el mismo sitió topandose con unos ojos azules de una claridad intensamente turbadora que no se apartaban de ella,incluso cuando volvió ya tan solo la mitad de sus sentidos hacia Nina,sentía la intensidad de esa mirada azulada en su nuca.

No se separo de Nina en las dos o tres horas que estuvo alli,hablando sin parar,de todas las cosas que habian sucedido en todo el tiempo que habian estado sin verse,entre cerveza y cerveza,y entre sorbo y palabras le echaba discretas y no tan discretas miradas a Don ojos azules,que se las iba devolviendo con medias sonrisas,y parece que Nina también se dió cuenta de ellas porque una de las veces que le miraba,los ojos de él cambiaron por un segundo de dirección y al seguirlos se posaron en Nina que le miraba con un leve curiosidad sin darle importancia y sin cesar en su parloteo y de repente una de las veces que se volvió,ya no estaba.

Evidentemente su segunda incursión en el pub,aparte de tomar algo y ver a Nina,era un intento por ver si la suerte,perra traicionera, decidía acompañarla y encontrarse de nuevo con aquel desconocido.Y tuvo suerte...a medias...aquella noche fue la elegida por compañeros de instituto en común con Nina para hacer una visita al pub,así que una vez mas se vió envuelta entre risas y recuerdos lanzando miradas a su derecha,siempre correspondidas con cada vez más amplias sonrisas.

La tercera noche fue ,la de Nina ocupada y la ansiada soledad,pero él no estaba,la decepción comenzó a adueñarse de ella.

-Hola-escuchó a sus espaldas,se volvió rauda y su sonrisa se ensanchó sin remedio en su cara al toparse de lleno con aquellos ojos azules,él también sonrió-es imposible no caer rendido a esa sonrisa,¿sabes?-¡¡¡fuera mariposas!!!...¡¡¡¡dejad de martirizarme con vuestra danza!!!!...¿y por quén tiemblo?...pensaba ella.

-Bueno,yo podria decirte lo mismo de la tuya,por no hablar de esos increíbles faros que tienes por ojos-él se echó a reir y ella se sintió algo estúpida por un segundo..¿faros?...

-¿Puedo invitarte a tomar algo?...por cierto..me llamo Gerry..-extendió la mano hacia ella,una mano grande,fuerte,y de uñas cortas y redondas,como pudo observar ella antes de tomarla.

-Brittany-respondió ella sintiendo su apretón,fuerte y firme,como a ella le gustaba que fuesen los apretones de manos.

Muchas veces esperamos que ocurran esas cosas que pasan en las películas.De repente se desata la pasión y se acaba encerrados en el baño en todas las posiciones,o...¿te vienes a mi casa chata?...o mira...ahí mismo en el callejón...vale..el no comer hace tiempo es muy malo..y también el esperar demasiado de una realidad tan concluyente en un "ha sido un placer,tengo que irme",y más cuando eso generalmente lo dice la chica,no el chico,pero por lo menos ya tenía un poco más de lo que había tenido y no tanto como en sus fantasias nocturnas mas cochinas tenía.

Aquellos pequeños encuentros cerveceros,de charlas y risas se repitieron algunas veces más,ella se perdía en el detalle de sus manos y de sus conversaciones,porque o de nuevo su maldición de la amistad se repetía o aquel tio era casado o algo raro,intentaba leer la pasión en su mirada y de hecho había alguna que la quemabay también los leves roces de sus dedos en su piel,orpimiendola ligeramente,tan ligero que era casi imperceptible,aunque, es bien cierto que lo de las señales nunca fue su fuerte.

Una de aquellas noches en las que ella llegó primero,se encontró con otros ojos azules puestos en su persona,más oscuros,pero igualmente impresionantes que la recorrieron de arriba,abajo al poner ella en él su mirada,observandolo detenidamente,entonces él la sonrió y se levantó en su dirección.Brittany se quedó algo sorprendida puesto que no esperaba una reacción tan rapida,pero ya podía ella reaccionar igual de rapido porque ya le tenía frente a sí.

-Hola...mi nombre es Bill-se presentó él sonriente.

-Brittany...

-¿Puedo invitarte a tomar algo?.-y si tienes suerte y conversación puedes pasar a la segunda cerveza,y en ella estaba y ya enfrascada en una amena charla con Bill,cuando al girar la cabeza en otra dirección vió a Gerry a pocos metros de la puerta,se había quedado allí parado observandolos,su mirada,era curiosa porque parecía divertido.En lugar de acercarse,se dirigió a la barra,donde se quedó observandolos de reojo.Ella volvió su vista a Bill,y tras sopesar la situación y a ambos hombres...se despidió de Bill dirigiendose a Gerry.

-Hola...-le saludó tímida llegando a su lado.

-Hola...ya veo que no te falta compañía...

-¿Hay motivo para que te pongas celoso?...-él casi escupe el sorbo de cerveza.

-No son celos,tan solo me divierte la situación-ella frunció el ceño sin entender-¿os habeis presentado ya?.

-Sí hace un rato-contestó ella sin entender.Gerry comenzó a reirse-¿se puede saber de que te ries?.Gerry miró hacia Bill y sonrió este le devolvió la sonrisa.

-Bill es mi hermano Brittany-contestó ella mirandola,mientras Bill se dirigía hacia ellos y ella se sintió momentaneamente incomoda.

-Lo siento-dijo Bill a su espalda-no he podido evitarlo,me apetecía conocer a la criatura que parece estar robandole los sentidos a mi hermano.

-Tampoco te pases...-le dijo Gerry y ambos hombres rieron,ella aun permanecía desconcertada por la situación,Gerry se percató de ello-¿estas bien?.

-Sí...es que..aun no doy crédito...-los tres sonrieron.

-Oye,¿has cenado?-la preguntó Bill,ella negó,entonces él miró a Gerry que también negó-Podemos ir al bar aquel de tapas tan chulo,¿recuerdas?-se dirigió a su hermano-He traido el coche..

-¿Te apetece?-se volvió Gerry a ella que sopesó todo muy rapidamente,¿tras varias semanas en las que no se habían movido de alli,de repente una cena y a tres?.

-Sí,claro...-se encontró respondiendo sonriente,aunque por dentro era un torbellino de recelo.

La verdad es que si la preguntan,no sabría responder,todo ocurrió tan rapido,iban los tres charlando amenamente,cuando al llegar al jeep de Bill,este se avalanzó sobre ella tapandola la boca y obligandola a subirse al jeep,Gerry se quedó en un principio algo parado,pero reaccionó rapido,subiendose al jeep y arrancandolo.Después sabría que el motivo por el que Bill había decidido desbordar la situación fue porque olió su recelo y estaba demasiado ansioso para seguir finjiendo.

Peleó,luchó con todas sus fuerzas entre los fuertes brazos de Bill,más de lo que hubiera imaginado,se retorció,le arañó,le abofeteó,mientras él la gritaba y la intentaba agarrar las muñecas,hasta que perdió los nervios,y el control y la golpeó tan fuerte que la estrelló contra la ventanilla de cristales tintados,y ella también no vió nada más que negro.

Tardó un segundo al despertar en darse cuenta que tenía una capucha en la cabeza,justo en ese instante se la arracaron de cuajo,y mientras intentaba ver,hasta que la claridad acudió a sus ojos de nuevo,fue consciente de que tenía las manos atadas a la espalda y que se encontraba ante Bill y algo rezagado Gerry.

-¿Dónde esta?-la preguntó Bill.

-¿El que?..

-La respuesta adecuada es..quien...-continuó Bill.

-¿Quien?....

-¡¡¡Tu novio guapa!!!...¿donde puñetas está?...-alzó la voz Bill.

-Yo no tengo novio,no sé de que me hablas-se desesperó momentaneamente.volviendo sus ojos a Gerry que frunció el ceño.

-¿Qué no tienes novio?....¿donde esta Marcus?-la gritó acercandose a su cara Bill.

-¿Marcus?...-preguntó estupefacta-¡¡¡Marcus no es mi novio,es mi follaamigo!!!...-Gerry no pudo evitar carcajearse mientras Bill la miraba atónito.

-¡¡¡¡¡Me da igual quien sea!!!!...-comenzó Bill a perder los estribos levantandola de la silla,agarrandola por los hombros y empujandola hasta chocar contra la pared-¿Dónde esta?-la zarandeó contra la pared.

-¡¡¡¡No tengo ni idea!!!...¡¡¡hace meses que no le veo!!!!!...

-¡¡¡Mientes!!!!...

-¿Por qué iba a mentir?...ese tio me importa tres pimientos,¿que te crees?.

-Quizá diga la verdad....

-¡¡¡Cállate Gerry!!!...¡¡no te pongas de su parte!!!...

-No sé donde esta..¡¡¡en serio!!!...¡¡te lo diria!!!...¿crees que pondría mi vida en peligro por ese capullo?...

-No te conozco,que coño sé de lo que eres capaz.

-Yo si la creo Bill.-este se volvió hacia su hermano pasmado.

-¿Por eso intimaste conmigo Gerry?...¿para saber donde estaba ese imbécil?....

-¡¡¡Cómo que intimaste con ella!!!...¡¡¡me dijiste que no la habias encontrado!!!!....

-Bueno Bill...hace un par de semanas....

-¡¡¡Hace un par de semanas Gerry!!!...¡¡¡me cago en la ostia!!!!...¿¿¿hace un par de semanas???...¡que puñetas te pasa!-se encaró con él.

-Oye estamos perdiendo el tiempo,ella no sabe nada....

-Dice que no sabe nada Gerry....

-¡¡¡¡No sé nada joder!!!!...¡¡ni sé donde esta ni lo que se trae entre manos!!!...¡¡me importa una mierda su vida coño!!!...¡¡¡solo follabamos!!!!..¡¡¡os estoy diciendo la verdad!!!.

-Dejala ir Bill.

-¿Qué?...¡¡¡estas loco!!!..no podemos hacer eso,nos denunciara.

-¡¡¡No!!!...dejame ir...¡¡ni siquiera sé por qué coño le estais buscando!!!...¡¡¡por favor!!!..¡¡dejame marchar!!...¡¡¡no dire nada!!!...¡¡¡Gerry!!!....-le miró aterrada,este le lanzó una mirada desesperada a su hermano.

-No-se limitó a decir Bill con una fría mirada posada en su hermano.

Pero Gerry no pensaba limitarse a obeceder a su hermano,aquello era una locura,él creía firmemente las palabras de Brittany,es más durante el tiempo que habian estado hablando,siempre habia intentado sonsacarle cierta información,y jamas mencionó a Marcus,ni siquiera parecía considerarlo importante en su vida y nunca se había mostrado como una chica que acabara de terminar una relación,hasta en eso les había mentido Marcus.Así que en cuanto Bill quedó fuera de combate por el sueño,él bajó al sotano y liberó a Brittany,metiendola en el jeep y llevandola lejos de allí.

-¿Tendrás muchos problemas con Bill?.

-No te preocupes por eso.-la contestó con la vista fija en la carretera.

-Gerry,en serio que no sé nada de Marcus,te juro....

-Brittany no es necesario...te creo.en serio...soy yo quien debe disculparse...siento haberte mentido..-dijo mirandola tras detener el coche a unas manzanas de la casa de ella,como Brittany le había pedido,siguiendo su instinto de no decirle con exactitud donde vivía.

-No te preocupes,era demasiado bonito para ser verdad-dijo ella saltando del coche y echando a correr sin mirar atras.

-Britanny espera...-dijo él bajando del coche,pero lo único que pudo hacer es ver como se perdía entre las sombras.

Pasó mucho tiempo hasta que volvió al pub de Nina,el día que lo hizo fue otro compromiso,como la primera vez que lo pisó,hacía un año que estaba abierto y Nina hizo un fiestón de impacto.La verdad es que llegó con mucho miedo,pero tras pasar una hora y con la valentía del alcohol,consiguió olvidarse de sus nervios y disfrutar a tope.

-Ha venido cada día a buscarte-dijo de repente Nina en su oído mirando a su izquierda.

-¿Qué?-dijo ella tomando un trago de su cerveza con el ceño fruncido,sin comprender,llevando la mirada hacía el mismo sitio donde la tenía Nina.

Gerry estaba allí,parado junto a la puerta,observandola con embeleso,mientras ella dejaba de respirar,y al mismo tiempo que las mariposas bailoteaban en su estómago,el miedo la invadía por entero,Nina la miró sorpendida al darse cuenta que temblaba sujetandola por el codo,entonces Brittany reaccionó zafandose de su mano y dandose la vuelta,encaminandose hacia la puerta trasera del local.

-Britanny...espera...-la alcanzó Gerry del brazo,deteniendola y haciendola volverse hacia él.

-¡No me hagas daño Gerry!-musitó ella,encogida contra él.

-¿Cómo?-preguntó él asombrado soltandola-Brittany...jamas te haría daño-dijo en tono lastimero,tomandola por la barbilla obligandola a mirarle-he venido cada noche deseando verte...-ahora la que le miraba estupefacta era ella-es cierto que te mentí...pero no en todo..¿por qué te crees que no le dije nada a Bill?...me gustabas...me gustas demasiado...y quería que nada fuera verdad,que mis motivos se olvidaran....

-¿Por qué demonios buscabais a Marcus?...¿por qué pensabais que os llevaria hasta él?.

.-Porque nos dijo que eras su novia,y le ayudarias a pasar la coca.

-¿La coca?.....-gritó ella con asombro.

-Shsssss....-la mandó callar él alzando las manos.

-¡¡¡Yo no le ayudé a nada!!!!....-exclamó ella dandole en las manos que tenía alzadas-¿De dónde?....¿cuando?...¿de qué cojones me estas hablando?...¡¡¡yo no le he ayudado a nada!!!!.

-Brittany...si que lo has hecho..pero no te has dado cuenta..-ella negó con un gesto de desesperación-el viaje a México...-el asombro de Brittany no podía ir más allá-el viaje a Mexico que hicisteis juntos hace cuatro meses.

-Venía mucha más gente....-protestó ella.

-Me da igual...te lo metió en un cinturón...

-¿En un cinturón?...¡¡¡que hablas!!!!...

-¡¡¡¡Escuchame!!!...sigue en ese cinturón....-ella se detuvo un momento a asimilar todo aquello.

-¿Le habeis encontrado,verdad?-preguntó aparentemente más calmada.

-Sí...él nos dijo que la coca aún seguía allí...

-Con que has vuelto cada noche porque tus sentimientos no eran mentira,¿no?.

-Espera,espera un momento,no te adelantes...

-¡¡¡¡¡Eres un mentiroso de mierda!!!...-.comenzó a golpearle furiosa.

-¡¡¡¡Para!!!...-exclamó él alzando las manos para defenderse mientras ella le seguía gritando y golpeando-¡¡¡ya esta bien!!!..-la gritó tomandola por las muñecas y zarandeandola-¡¡¡si!!!...es cierto que estoy aqui por ese puto cinturón....estoy aqui,porque si no el que vendría a por ti seria Bill,y la situación sería muy diferente,asi que vamos a por ese puto cinturon y dejemos toda esta mierda atras,porque te juro que mis sentimientos no son mentira Brittany..-la zarandeó de nuevo enfurecido-llegué dispuesto a mentirte,a hacer cualquier cosa para que me dijeras donde estaba ese cabrón,pero me enamoré de ti como un gilipollas,y me daba miedo terminar con lo que vine.

-¿Me estas hablando en serio?...-dijo ella con aparente calma sin salir de su asombro,él la soltó poco a poco.

-Vamos a por ese maldito cinturón,para que pueda entregarselo a Bill-dijo él encaminandose de nuevo hacia la puerta principal.

-Gerry....

-¡¡¡Britany no me lo pongas más difícil y no me lo hagas repetir!!!...ya me has oído...acabemos con esto de una vez.

Hcieron el viaje hasta su casa en silencio,esta vez si que aparcó justo delante de la puerta.Durante el viaje ella había estado pensando en aquel viaje a México y sabía perfectamente a que cinturón se refería Gerry,el que Marcus le compró en Cancún,que tan poca gracia le hizo al principio y Marcus insistió una y otra vez en regalarselo a su hermana pequeña si a ella no le gustaba.Así que cuando bajó del coche,subió al piso de arriba,hacia su habitación,seguida por Gerry,abrió uno de los cajones de la cómoda y escarbó entre las prendas hasta encontrar el susodicho cinturón y alzarlo ante ella.

-¿Dónde diablos se supone que esta...?..-pero Gerry no la dejó terminar,le arrebató el cinturón al tiempo que llamaban a la puerta.Este lanzó una mirada a su espalda,y sin decir palabra se giró,bajando de nuevo para abrir la puerta.

-Zorrita....zorrita...que cojones le has hecho a mi hermano-dijo Bill socarrón al tiempo que entraba,buscandola con la mirada,hasta que la divisó en lo alto de la escalera.Pero no venía solo,agarradado del cogote,tenía un monigote sanguinolento que haria unas horas sería Marcus.Se adentró en la casa lanzandole contra la alfombra del salón.

-Joder Bill..te has pasado un poco con la paliza,¿no?-dijo Gerry observando al pobre tio,que casi no se podía ni mover.Brittany había bajado lentamente las escaleras y ahora estaba junto a Gerry,manteniendose alejada de Marcus,mirandole con asco.Bill,observó a la pareja y le arrebato a su hermano el cinturón de las manos.

-Por fin...ya era hora pedazo de cabrón...-dijo dirigiendose a Marcus-como no este toda,volveré y te matare-continuó agachandose a escasos centímetros del casi cadáver que se encogió lloriqueando todo lo que pudo.Después se encaminó a la puerta saliendo,Gerry se disponía a seguirle.

-¡¡¡Un momento!!!!..¡¡¡un momento!!!...-dijo ella alarmada,ambos hermanos se pararon a mirarla en el umbral-¿no pretendereis dejarme al mierda este aqui tirado no?-Bill se volvió a mirar a su hermano con una mueca divertida en su rostro-Gerry...quiero que te lleves a este tio de mi casa...no tengo nada que ver con él..¡¡mira en que jaleo me ha metido!!!...

-Ten un poco de compasión Brittany-lloriqueó el bulto sanguinolento que se suponía que era Marcus.

-¿Compasión?...¿como la que tuviste tú al meterme en toda esta mierda sin consultarme?-le gritó colérica-¡¡¡Llevatelo Gerry!!!!...-se volvió de nuevo hacia él-¡¡¡Llevatelo o terminaré lo que tu hermano ha comenzado!!!...

-¡¡¡¡Vaya,vamos a tener que reclutarla!!!...

-¡¡Cállate Bill!!!...protestó Gerry,dirigiendose hacia Marcus y cogiendole en brazos de cualquier manera.

-Tio...tio...¿que vais a hacer conmigo?...por favor...

-Tranquilo capullo,te dejaremos en un hospital-dijo Gerry saliendo por la puerta.

-Hermano,te estas volviendo un mariquita....

-Haz el favor de callarte de una puta vez Bill...

Dos...tres semanas...o tres días...todavía se ponía a pensarlo y le parecía una historia tan subrrealista...por un lado no quería volver a saber nada más del asunto,pero por otro lado,se encontró yendo al pub casi cada noche...anhelando...deseando encontrarse de nuevo con sus ojos azules,pero ya casi la esperanza estaba perdida cuando sintió que se sentaban a su lado en la barra,y al alzar la vista,allí estaban,esos maravillosos ojos,esa increíble sonrisa.

-No quiero más mentiras....¿quién demonios eres?.

domingo, 11 de abril de 2010

El Aliento De Lucifer

Él que era más viejo que el mundo,tan antiguo como la misma creación y más incluso que el Hombre,esos seres débiles e imperfectos a quienes dió la espalda su propio creador.

Él,que supo aprovechar el momento de duda del Hijo en su último aliento y le hizo renegar del Padre blasfemando contra él.

La maldad personificada una y otra vez.Pensaba para sí,mirando intrigado la lágrima que comenzaba a secarse en su dedo tras ser recogida antes de iniciar el descenso por su mejilla.

¿Ahora va a resultar que el Diablo tiene sentimientos?,¿que ahora eres capaz de sentir amor?,¿que ese corazón que no late te ha sido arrebatado por una mujer?...por una mujer.Pensó con rabia frotando con irritación esa lágrima entre sus dedos,al tiempo que apretaba los dientes.

Tú...que has tenido todo lo que has querido,que has hecho con sus almas lo que te ha venido en gana,que has poseído a todas las rameras del mundo en cualquier época,que has obtenido tantas ventas imposibles de recoger en cualquier libro contable de cualquier cosa.¿Ahora resulta que eres tú el que se vende?,¿por amor?.

Una risa tenebrosamente histérica rugió en su interior,mientras asomaba una sonrisa terrorifica a sus labios,que en ocasiones le hacía parecer un animal despiadado cuando se juntaba con el brillo siniestro de sus ojos dorados,ennegrecidos por la ira,que seguían mirando sus dedos ya secos sin vestigio alguno de ninguna lágrima.

Nunca,nunca había creído en el amor,salvo al príncipio de su creación cuando aún era un Ángel....se prometió a sí mismo que destruiría cualquier trazo de aquella palabreja y sin embargo...Alzó la mirada hacia ella,inconsciente en aquella cama,rodeada de toda aquella maquinaria,que la vigilaba las constantes vitales,Ella,allí abandonandose a la vida por una promesa mal hecha.

Recordó el día que se la hizo,cuando aún no quería reconocer lo que corrompía a la inversa su corazón negro y putrefacto.Recordó como se acercó a ella,como sentía su corazón latir más aprisa y su respiración acelerarse,como eso provocaba una sonrisa meléfica en su rostro al comprobar el sentimiento de miedo y deseo que su sola presencia ejercía a su alrededor.
Tomó su frágil y fría mano entre las suyas ahora calientes y se acercó sutil a su oído tras mirarla largamente.

-Algún día..cuando estes en tu lecho de muerte...volveré y te llevaré conmigo para siempre en tu último aliento-La susurró despacio,en aquel tono sensual y varonil que hacía estragos entre las féminas,rozando después con sigilo su nariz por su oreja,frotando con delicadeza sus labios por su mejilla dejandola inundada por su aliento,mientras sentía como ella se estremecía bajo su contacto con los ojos cerrados.Marchándose después en silencio y dejandola allí,agitada,abrumada y confusa.abriendo lentamente los ojos,al tiempo que su mano y contemplando el broche con el ángel alado que había dejado Él en su mano y con tanta fascinación sus propios ojos habían contemplado días atrás en el escaparate de aquella joyería del centro.

Recordó mirando su maltrecho cuerpo cada vez más debilitado como la conoció por accidente el día que pactaba un triunfo eterno con su hermano el abogado,ella no debía estar en la casa,desde luego más la hubiera valido no haber estado,pero,¿a quién?,¿a ella?,¿o más bien a él?....¡Oh,pobre Diablo!,¡cómo y que bien te la han jugado!...Tú,que comenzaste con ella aquel juego más antiguo del mundo,que tantas veces y tan bien has jugado con tantas mujeres,con tantas zorras disfradas de mujeres,¡caiste como un idiota en las redes de tu propia trampa!,en aquello en lo que nunca más juraste creer.

Todavía recuerdas que lo que más te atrajo de aquella criatura fue su descaro,su manera de hacerte frente avalada por su sarcasmo.Eso era lo que te encendía y lo que te llevo a cambiar tus planes previos frente a un sentimiento que afirmabas desconocer y te invadía poco a poco.

-Dile a tu hermano,que los tratos con el Diablo son indestructibles y que si no cumple su parte,será tu alma la que arrebate en lugar de la suya.

Le soltó colerico tras colarse en el despacho sabiendola sola con la excusa de querer hablar con el abogado y enrabietado consigo mismo por la verdad recogida tras aquel acto.
Ella tras mirarle con espanto un segundo tras aquellas palabras,suspiró conteniendo el odio.

-¡Llevátela pues!,¿para qué la quiero después de muerta?-le contestó dándole la espalda.

-No sabes lo que estas diciendo-la susurró Él al oído,tomandola con suavidad por los hombros.Ella se sobresaltó puesto que había sido in situ de haberle dado la espalda y tan siquiera había sentido sus pasos y entonces llamó su atención otra cosa.

-¿Cómo es posible que el Diablo tenga el tacto tan frío?-preguntó al darse cuenta que hasta su carne se había erizado y un frío glacial se abría paso por su cuerpo,llegando hasta sus huesos.

-Curioso,¿verdad?,contestó Él estrechando su espalda contra su pecho,pasando con fineza su nariz y sus labios sutilmente entreabiertos por su cuello desnudo,dejandose ella completamente embelesada bajo su embrujo hacer.

Tomó entonces Él su mentón entre sus finos,largos y elegantes dedos,volviendo con cuidado su rostro hacia el,rozó con sutileza los labios de ella con sus labios turgentes,saliendo previamente de la boca femenina un leve gemido.Supo en ese momento que aquel beso sería su perdición,supo que lo sería para ambos,y supo con certeza que sería su propia aniquilación cuando las leves punzadas que recorrían su cuerpo al rozarla,se convirtieron en un latigazo certero cuando cubrió sus labios,no fue consciente hasta que sintió el calor de la lengua femenina inundando su boca que en realidad los gemidos de ella habían sido provocados por sus finos y largos dedos hacía rato perdidos en su pequeño y jugoso montículo henchido,que le hizo ser consciente por un segundo del palpitar de su propio sexo contra la cárcel de sus pantalones.
Fué su último instante de consciencia,su último segundo de saber estar y quehacer.Se dejó abrazar por la incoherencia echando mano a la blusa de ella,rasgandola con violencia para poseer aquellos pechos mortales que tras tantos siglos le habían conseguido vencer.

Y es que ya se lo dijo hace más que siglos su Creador,tanto andar con humanos,te hará caer.

Y es lo que tienen las perdiciones,que caes por un túnel sin fondo cegado por las pasiones del cuál solo eres consciente tiempo después cuando abres los ojos y los recuerdos vengativos y crueles ellos,vuelven a ti de repente en forma de imagenes,sensaciones y olores...como el de su piel...sus pezones...el sabor de su sexo..la sensación de estar en su interior,anclado firmemente entre las paredes de su interior..la contemplación de su rostro en éxtasis.

Creyó enloquecer por aquellos recuerdos que ni siquiera llegaron a pensamientos en otras epocas con distintas mujeres,casi se sintió caer de nuevo.

Pero se recordó a sí mismo quien era y qué debilidades jamás se podía permitir,y se mintió,se creyó sus propias mentiras y se las hizo creer a ella,con una falsa promesa que la llevó a cometer la peor de las locuras,poniendose frente a aquel coche y dejandose matar,dejandose llevar como se llevó al fruto que hubo en su interior de ambos.

Y comprendió que no quería su alma,que ya había coleccionado demasiadas a lo largo de sus años,la quería a Ella,a su lado,para siempre,la podía hacer permanecer para siempre en aquella treintena eterna,sin una arruga más,perpetua,para él.
Era una locura,por supuesto que lo era,como ese mundo loco que un día creó un cretino aburrido y lo abandonó a su suerte.

-Tienes que vivir...-la susurró despacio y energico al oído,tras acercarse a su lecho y pasarle la mano por el cabello negro enmarañado-Lucha...tienes que vivir...lucha...-siguió conminandola pegado a su oído,desparramado su aliento en su oreja.Y la sintió..sintió que volvía..su respiración lánguida se tornó urgente,buscando un aire,un óxigeno que había sido dejado a un lado como un muñeco roto-Lucha....su pecho cobró ímpetu,subiendo y bajando con brío-Tienes que vivir para ser eterna...-sus constantes vitales a punto hacía un instante comatosas,comenzaron a vibrar en el monitor en una danza enloquecida-Lucha....-y de repente apretó la mano que tenía la suya cogida y abrió los ojos mirandole con anhelo,y en esa mirada Él fue consciente de que a su vuelta habia traido con ella algo de una anterior existencia que la implicaba una perversidad antes desconocida que le supo placentera al instante.

-Te haré eterna para siempre-la susurró de nuevo quitandole la mascarilla y tomando de su boca su nuevo aliento de vida antes de cubrirsela con sus labios en un beso apremiante,cruzandose después sus miradas,ambas doradas,feroces , ennegracidas ,Diabolicas.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Repulsión...Una Historia Inmoralmente Incorrecta.

Recordaba sus ojos,siempre los había recordado.Eran terriblemente azules..sorprendentemente claros...su mirada transmitia una calma inusual,era como si en mitad de cualquier desasosiego,pudieras refugiarte en su mirada,era como si aquellos ojos pudieran rodearte como dos fuertes brazos y protegerte de cualquier cosa....que gran ironía.

Recordó el día que sus ojos castaños se tropezaron con aquella mirada azulada,él estaba en el jardín,cortando la hierba,y ella justo pasó por la acera de enfrente,ambos se miraron el uno al otro al unísono,y fué imposible no responderle a su sonrisa.

La asaltó de repente un flashback que la condujo a un recuerdo de una mirada bien distinta siendo los mismos ojos...¿cómo una mirada tan cálida podía convertirse en algo tan gélido que te hacía estremecer de frío con solo observarla?...una mirada que la transmitió todo lo contrario a la calma....que la hizo temblar de pies a cabeza y sentir hasta pánico...aquella...aquella fue la última vez que lo vió...desapareció y con él todas las esperanzas de esclarecer la verdad y dejar descansar a los espectros condenados a la desorientación.

Ahora volvía a tener esa mirada frente a ella..su mirada añíl....tan clara...sin mucha importancia al cruzarse con sus ojos..extrañada al tomar conciencia de que conocía aquellos ojos castaños..asombrada al situarlos...un instante de pánico...ella incluso sintió la rigidez que le invadió..aún sostenía el mismo paquete de galletas que él había cogido en aquella tienda de gasolinera perdida en cualquier parte...sin darse cuenta..sin más trascencencia,había rozado parte de su mano al agarrar ambos al unísono el mismo paquete..y aunque parecía una eternidad los segundos que había durado aquella situación,en todo momento había permanecido el paquete en mano de ambos...el paquete que ahora caía al suelo al ser conscientes de quienes eran...y antes de que ninguno de los dos pudiera articular palabra él tomó la misma decisión que había tomado tres años antes,huir,sólo que ahora ella sabía...ella veía que huía y aunque corrió tras él volvió a perderle..consiguió de nuevo desaparecer...escapar...salir impune de su delito.

Sintió ella entonces que caía...y lo hacía literalmente...cayó al suelo en mitad del aparcamiento vencida moral y físicamente por todos los recuerdos que la abrumaron de una manera tan violenta que la hicieron doblarse sobre si misma incapaz de soportar el peso...derribada....abatida porque acababa de darse cuenta que jamás había conseguido recomponer su vida,todo había sido una mentira,una calumnia y la esencia de su hermana, de los acontecimientos atroces por los que tuvo que pasar aún seguian prendidos a las paredes de su subconsciente,agarrados a su espalda disimulados por el fantasma de la superviviencia.

Y todo el tropel de acontecimientos espantosos volvió a su mente de manera atropellada y desorganizada.Volvió a la mañana en la que se despidió de su hermana en la puerta de casa,antes de que ambas tomaran caminos distintos,volvió a la última vez que vió la preciosa sonrisa de su hermana,después lo único que vió de ella fue su mano derecha,lo único que encontraron de su cadáver en mitad del bosque junto con la mancha de sangre en la moqueta de la casa de su asesino,el propietario de aquellos ojos azules,pero para entonces,para cuando esa mancha fue descubierta,ya era demasiado tarde y hacía tiempo que el asesino había cambiado su destino,y no pudo de dejar sentirse culpable por hacerle huir,si no la hubiera encontrado en su casa hurgando entre sus cosas,con la pulsera de su hermana que había encontrado en un cajón de su comoda,quizá él hubiera permanecido allí y con el tiempo hubieran encontrado algo que hiciera a la policía arrestarle,pero,¿el qué?,si por eso mismo entró en aquella casa sabiendo que era ilegal lo que estaba haciendo,a veces no necesitas de pruebas para saber cosas,ella no supo en que momento fue consciente,pero sabía que él era el asesino,y aquella última vez que miró en sus ojos la rabia y el odio que fue el motivo por el que la entró el panico,comprendió que no estaba equivocada,la lástima es que la policía también lo comprendió cuando él huyó de la casa y se descubrieron los horrores que tras esta había.Recordó también indignada como él se había acercado a ella,dandole el pésame y entablando una convsersación que le dió pie a otras y como estuvo a punto de rozar sus labios,posando antes sus dedos en su antebrazo y como sintió un frío gélido de repente que la hizo acalorarse de una manera bien distinta y sentirse ante un peligro desconocido que la puso en aviso de que aquel hombre no era lo que aparentaba.

Estaba tan soliviantada,tan aturdida por el pandemonium de sus recuerdos que no había sido consciente de que estaba practicamente tumbada sobre el pavimento,y de que unos niños la observaban asustados.El más mayor acudió corriendo al interior para avisar a sus padres,mientras la pequeña fue la testigo que después carecería de credibilidad,de como un coche paró junto a la señora,vió como un señor alto,mucho para una niña tan pequeña,iba hasta la señora y la terminaba de tumbar en el suelo de un golpe certero en la nuca que la turbó dejandola sin respiración mientras observaba como metía a la señora inconsciente en la parte trasera del coche sin darse cuenta que una niña de seis años acababa de ser testigo de todo,al fin y al cabo,la madre de las pequeña sabía que su hijita tenía una imaginación muy viva y culparía a la película de terror que la niña vió con su hermano mas mayor a escondidas la noche anterior.

La misma película de terror a la que ella abrió los ojos lentamente,sintiendo abrumada un terrible dolor en la nuca que la hizo fruncir el ceño antes de poder pasear su mirada por la habitación en penumbra,siendo mucho antes consciente de que tenía las manos y los pies atados y antes de conseguir terminar la primera vuelta de inspección,se topó con sus ojos azules de mirada sosegada,todo su cuerpo hasta el último musculo recibio una descarga de desazón,entonces él la incorporó,sentandola en la cama donde estaba tumbada y tomó asiento enfrente de ella,en una silla con el respaldo hacia adelante.

-¿Ha habido muchas?-le preguntó incosciente de sus palabras y del sosiego repentino de su cuerpo,con el ceño fruncido y los labios ligeramente abiertos.Durante un momento él pareció desconcertado,pero el mismo sosiego le recubrió al instante.

-Si...ha habido muchas..tantas durante tanto tiempo que ya no consigo recordarlas a todas...

-¿Por qué?-gimoteó levemente ella.

-Porque no puedo evitarlo...me es imposible controlarme...

-¿La violaste?-su tono volvió a ser firme.

-Como a todas-respondió él con una sonrisa leve en sus labios que la hizo palpitar de rabia.-¿sabes?....en la oscuridad,tu pelo y tu figura son iguales que las de tu hermana....aquella noche me equivoque....-de repente el cuerpo de ella comenzó a temblar de pies a cabeza-pero cuando la abordé en el camino de acceso a tu casa y la tapé la boca con el paño empapado en cloroformo...ya era tarde.

-¿Dónde está?....¿qué la hiciste?....-preguntó temblandole ligeramente la voz mientras las primeras lágrimas caían por sus mejillas.

-La diseccioné...era la úncia manera de que cupiera en aquel baúl viejo...

-¿Dónde esta?...-volvió a preguntar con voz temblorosa.

-¡Qué más da!-exclamó él con calma,levantandose y dirigiendose hacia ella-será un montón de huesos camino de convertirse en polvo-continuó pasando un dedo por su mejilla.

-No da igual...tengo derecho a tener un lugar en donde llorarla-le escupió las palabras dandose cuenta al sentir su roce de que no le temía.

-A ti no te va a dar tiempo a llorar a nadie más-ella sintió que el aire se le escapaba de los pulmones mientras él se agachaba quedando su rostro mas cerca de el de ella-es a ti a quien lloraran ahora-continuó tomandola de las manos atadas y levantandola con él-¿aún no te has dado cuenta,de que era a ti a quien buscaba aquella noche?-preguntó rasgando sus ligaduras,haciendola dar un leve brinco puesto que no había visto aparecer el cuchillo,y lanzandola sobre la cama antes de que pudiera reaccionar,tomandola por los pies,para rasgar también sus ataduras.Dejando el cuchillo a un lado y tomandola por el pelo para llevarla hacia él y tomar su boca con violencia,al tiempo que vencía su peso,que era bastante,tumbandose sobre ella en la cama y entonces ocurrió algo que ninguno de los dos esperaba...ella respondió a su beso con una desesperación desconocida tomandole por el cuello y el mentón con ambas manos para que no se apartase de ella,pero aún así él lo hizo,mirandola desconcertado,esperando la lucha,la agitación,los arañazos de siempre,pero entonces ella entendió que a pesar de todo,del terror,de la amoralidad del momento,de que él había matado a su hermana,era un asesino,un ser monstruoso,horrendo,siempre habia sido demasiado tarde para odiar,porque le deseaba,siempre lo había deseado,desde el primer dia que se cruzó con su mirada mientras cortaba el césped,recordó todas las veces que se ocultó tras las cortinas de su ventana mientras le observaba hacerlo,de como sus musculos se movian bajo los rayos del sol,de como ella se excitaba de solo mirarlo,de como se habia prendido de cada una de sus miradas y de sus labios gruesos y su voz pausada,le deseaba..con toda la inmoralidad,y la indecencia que aquello acarreaba,y se sintió sucia,ruín,traidora y un ser terriblemente despreciable que era incapaz de deshacerse de sus sentimientos,esos que reflejaban sus ojos,ese deseo obsceno,esa lujuria desmedida que él vió en su mirada y que le excitó de una manera que jamás pensó,estaba acostumbrado a ser odiado,el sentirse deseado era tan nuevo para él que su excitación alcanzó una cuota desconocida que le le llevó a apresar sus labios con un deseo desmediado,arrancandose mutuamente la ropa,comportandose como animales,succionando,lamiendo sus cuerpos como si la vida les fuera en ello,aquella violencia con que recibia los arañazos de ella era nueva,era la violencia del deseo ,de la pasión desmedida,que la llevo a penetrarla con tanto ímpetu,furia y rapidez que era como si fuera a sacar su sexo por su garganta mientras ella recibia sus embestidas con un deleite indecente clavando sus dedos con fuerza en sus brazos,mientras miraba sus ojos,lamia sus labios o mordia su barbilla y cuando él descargó su veneno en su interior clavó sus uñas con fuerza en su espalda al sentir el mordisco en el cuello cual vampiro que acompañó su descarga.

Y durante mucho tiempo...poco tiempo...un tiempo ilimitado que podrían haber sido horas o segundos...él se quedó reposando sobre el pecho de ella mientras ella le cubría con sus brazos,quietos, sudorosos...ella aún horrorizada por sus sentimientos sin decoro y él abrumado ante una posiblidad ante la que no se había enfrentado antes,y mientras ella llegaba a la conclusión de que su último hilo de moralidad desapareció hace mucho tiempo,él llegó a la resolución de que no tenía porque variar sus planes.

Entonces mientras él se incorporaba abandonando su cuerpo,ella también se incorporó levemente y al cruzarse con su mirada supo lo que estaba apunto de acontecer porque de repente se quedó helada,y en tan solo un instante,el instante en el que él había cogido el cuchillo que estaba en la mesilla,ella se levantó de la cama derribando la almohada a su paso pero sin poder impedir que él la atrajera con un brazo tras su espalda hacia él y la punta del cuchillo,incrustandoselo en el vientre hasta el mango,pero el que puso cara de sorpresa fue él,ella desde que le vió con el cuchillo en la mano supo que no tendría escapatoria,él fue el que no se dió cuenta de como le había arrebatado el cuchillo que escondía en la cinturilla del vaquero al quitarle la ropa y había conseguido esconder bajo la almohada y ahora mientras él le clavaba su cuchillo en el vientre,ella le apuñalaba en la espalda.

Consiguió sacar el cuchillo de su espalda al tiempo que él soltaba el mango del suyo que permanecía en el vientre de ella,y antes de que dejara de contar con el factor sorpresa y de que la fuerza la terminase de abandonar,volvió a clavarse el cuchillo esta vez en el corazón,él se adelantó agarrando el mango impulsandolo hacia arriba,rajando aún más su vientre,y así aferrado el uno al mango del otro fue como cayeron lentamente al suelo,mirandose a los ojos,y como al final acabaron el uno en brazos del otro mientras recibian a la muerte,así pasaron horas...dias...semanas..en una cabaña abandonada en mitad de ninguna parte...cuyo olor a sangre atraía a los lobos haciendoles llorar con impotencia mientras con sus patas y dientes intentaban abrirse paso por cualquier rincón de la cabaña.